Oficinas Grupo Sud

Oficinas Grupo Sud

Retirar lo inservible y reutilizar lo existente
Obra
Oficinas Grupo Sud
Arquitectura
57STUDIO / Maurizio Angelini, Benjamín Oportot
Constructora
Inark
Cliente
Grupo Sud
Ubicación
Providencia, Santiago, Chile
Período
Agosto - Octubre 2014 (proyecto) - Noviembre 2014 - Marzo 2015 (ejecución)
Colaboradores
Josefina Mendoza, Marcelo Lepín, Jérémy Délvaux, Anna Saldi.
Sup. construida
1.500m2
Materialidad
: Plancha metálica ondulada, vidrio, aluminio, pintura
Fotografía
Caco Oportot
Web
www.57studio.com

Una nueva forma de trabajar y de concebir una empresa joven requiere también de una arquitectura que la acompañe. En este caso, el aire renovado y límpido descansa en un aprovechamiento sabio de una estructura existente y su reorganización a partir de un concepto preciso que los autores declaran: retirar lo inservible y reutilizar lo existente. Desde la organización de la planta (que incluye los estacionamientos en el interior del edificio dando respuesta a una disposición de exigencia municipal y a una realidad evidente en el barrio que es la falta de ellos) la concepción de los espacios de trabajo abiertos y comunes en un formato colaborativo o de co-working o la disposición de los lugares y formatos de las áreas de casino, descanso y encuentro, se nota la renovación del concepto del lugar de trabajo. La arquitectura acompaña muy bien esta idea. Es apreciable la elección de la unificación de los espacios, la integración cromática en base a una paleta neutra, el mobiliario y la gráfica incorporada, todo converge hacia una lugar transparente, sin dobleces, joven, confiable. El tratamiento de algunos muros de albañilería  y algunas aplicaciones (por ahí se ve una alfombra, más allá algunos muebles más finos) se hacen a partir de un soporte que es tratado con pulcritud y economía. El material en su estado más básico se hace presente en la estructura de acero rescatada y pintada de riguroso blanco que se suma a nuevos soportes de luminarias, a los ductos de aire y a las canalizaciones eléctricas. El piso de hormigón visto y/o micro hormigón tiene ligeros toques cromáticos, el zócalo y algunos revestimientos de muros eligen un gris pizarra: el resto lo aportan los usuarios, las pantallas, el uso. Es un proyecto que se entiende y se agradece la honestidad y pulcritud.

F. Pfenniger

Grupo Sud es la reconversión de una antigua fábrica de perfumes en un espacio de trabajo abierto para un holding de 4 empresas, las cuales se dedican integralmente al marketing, producción, diseño y comunicación. El edificio se encuentra ubicado en un barrio de la comuna de Providencia llamado "Barrio Italia", sector que reúne exclusivas tiendas relacionadas al diseño, el arte y la decoración.

El terreno, con 20m de ancho entre medianeros y 75m de profundidad, se componía de una secuencia de galpones construidos en distintas épocas, y que recibieron una serie de adiciones y subdivisiones a lo largo del tiempo. El proyecto consistió en recuperar esta secuencia de espacios y reorganizarla según las necesidades de las empresas, que consistían fundamentalmente en oficinas de trabajo para una carga cercana al centenar de personas.

Se disponía de un presupuesto muy limitado y de un plazo de sólo 5 meses para realizar el proyecto y su ejecución, por lo cual las decisiones debieron ser cuidadosamente estratégicas. Para lograrlo, se propusieron dos acciones principales: retirar lo inservible y reutilizar lo existente. El hecho de retirar y reutilizar una gran cantidad de elementos de división, permitió comunicar los distintos galpones y conseguir un espacio más fluido y luminoso: ambiente ideal para el trabajo integrado y en equipo.

El lugar se intervino buscando desarticular lo antiguo de lo nuevo. Antiguos muros gruesos, texturas y techos altos, se contraponen a las nuevas intervenciones con elementos ligeros, transparentes y mínimamente escalados a las necesidades de ocupación. La paleta de colores utilizada es neutra para mantener la tranquilidad y resaltar la amplitud de los espacios. El blanco, en distintos brillos, se utilizó como base para dar unidad y revalorizar los espacios a través de la luz. Los pisos se mantuvieron en color gris y se dieron algunos acentos en muros mediante el uso de color o haciendo aparecer el ladrillo. Las nuevas divisiones se hicieron vidriadas, buscando diluir los límites y confrontar estos nuevos elementos de aristas rectas y definidas con la imprecisión de lo antiguo. Las nuevas instalaciones de clima y electricidad se destacaron en metal galvanizado, avanzando en recorridos ordenados sobre la neutralidad del fondo blanco. Tanto el mobiliario como las lámparas fueron diseñadas por 57STUDIO siguiendo esta misma premisa de identidad y contraste sobre el espacio reciclado como telón de fondo.

 

 

Planos: 
fachada
plantas
cortes
isométrica

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Recuperación, restauración y reciclaje
Diseño de interiores, Recuperación, restauración y reciclaje
Recuperación, restauración y reciclaje