Triángulo Corona

Triángulo Corona

El gesto radical y simple es efectivo e integra el volumen al barrio conservando su identidad y reconocimiento originales
Obra
Triángulo Coraona
Arquitectura
ARQMOV
Ubicación
Naucalpán, México
Año
2015
Equipo de diseño
Eduardo Micha, Fabio Correa, Gabriel Merino, Oscar Osorio, Patricia Pérez, Christian Rodríguez, Miguel Ángel Chiney, Eduardo Acosta, Maricruz Pérez
Consultoría
Ing. Max Tenenbaum, Ing. Ricardo Jiménez
Sup. construida
1543m2
Fotografía
Rafael Gamo
Web
www.arqmov.com

En una esquina tipo punta de diamante, situada en un barrio de marcado carácter industrial y cuyo destino anterior era de un taller automotriz, el edificio responde a una tipología propia del barrio, de abundante autoconstrucción en base a tecnologías sencillas, expresadas en su estado más crudo y desprovistas de todo ornamento. La intervención parte por liberar el vértice agudo en la planta baja para generar un acceso y un flujo peatonal al nuevo programa de galería comercial. La estructura y el espacio interior del edificio original se conservan, mientras las adiciones se generan replicando las tecnologías constructivas originales. Se integra luz natural a través de la cubierta, se abren nuevos vanos y se disponen ventanas ligeramente reviradas respecto del plano del muro. Aún el revestimiento exterior renovado apela a bloques de hormigón, algunos pigmentados, que se integran perfectamente al volumen y al entorno urbano. La excepción se produce precisamente en el vértice vaciado: una estructura base de acero de dos pares de columnas de sección circular inclinadas soportan el envigado de acero, losa y todo el segundo nivel que aparece en un dramático voladizo. Este espacio liberado abre la perspectiva de la esquina, integra bordes, hace visible el vaciado. En planta es ocupado por una escalera y portal de acceso.  El gesto radical y simple es efectivo e integra el volumen al barrio conservando su identidad y reconocimiento originales. En un mundo que parece esforzarse por destacarse, distinguirse, reposicionarse y lucirse, este proyecto apela a la discreción, al respeto por el entorno, al rescate de edificios sub utilizados (posiblemente la más eficaz de las políticas de sustentabilidad) y, en esta estrategia de lo menor por sobre lo abundante, logra destacarse, distinguirse y reposicionarse con distinción y notable eficacia.

F. Pfenniger

Triángulo Corona está situado en el Estado de México en las afueras de la zona metropolitana de la Ciudad de México, sobre un terreno de topografía irregular atravesado por dos vías regionales principales. Su contexto es una zona industrial rica en las denominadas 'maquiladoras' y almacenes, escuelas primarias e intermedias, un centro de salud y mercados callejeros. El entorno residencial es uno de auto-construcción, donde los materiales aparecen en su estado crudo, desprovisto de acabados, una cualidad que define la arquitectura y el medio ambiente de esta zona de bajos ingresos.

Uno de los principales objetivos de este proyecto consistía en mejorar la urbanización con un enfoque en la transformación positiva y la reutilización de los elementos existentes. El edificio había sido utilizado como un taller automotriz y ya era un objeto muy reconocido entre sus vecinos, principalmente debido a su situación única, es decir, una esquina de forma triangular encerrado entre dos avenidas bulliciosas. Este sitio ha sido siempre una referencia y un icono dentro de la zona.

Nuestro esquema arquitectónico consistió en un programa menor que mantendría la estructura original y el espacio interior y donde más adiciones, en este caso una entreplanta, se iban a construir utilizando los mismos métodos de construcción que el edificio existente. Abrimos pasajes comerciales orientadas a la generación de flujo peatonal en el edificio. Otras consideraciones estaban manteniendo la familiaridad del público y la conexión con el edificio y su estatus de icono, revitalizar el espacio público con un enfoque en el tránsito de peatones, y mantener bajos costos de inversión.

La intervención arquitectónica se inicia con un corte en la esquina principal, acentuando así el acceso que conduce a los diferentes locales. Los techos se han actualizado con el fin de permitir luz natural adicional para el interior.    

El objeto restaurado se combina a la perfección con su contexto. Su geometría e imagen logra la máxima transformación con un impacto mínimo, y sin duda ayuda a revitalizar el barrio.

Planos: 
planta 1
planta 2

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Recuperación, restauración y reciclaje
Diseño de interiores, Recuperación, restauración y reciclaje
Recuperación, restauración y reciclaje