La Cité Internationale Paul Ricœur

La Cité Internationale Paul Ricœur

Las libertades formales se apoyan en una estructura mixta que combina elementos estructurales de acero en columnatas y vigas con elementos de hormigón armado en losas y muros
Obra
La Cité Internationale Paul Ricœur
Arquitectura
Hérault Arnod architectes
Ubicación
Boulevard de La Liberté – Rennes, Francia
Ingeniería en cocina
Artelia
Período
2010 (proyecto) - 2016 (ejecución)
Colaboradores
Mickaël Dusson, project manager // Florent Bellet y Nicolas Mussche
Presupuesto
13,3 M€ HT
Sup. construida
7.389m²
Diseño gráfico
Gérard Plénacoste, diseño gráfico; Imágenes: Labtop rendering, Hérault Arnod Architectes, Mizuho Kishi
Fotografía
André Morin
Web
http://herault-arnod.fr

El proyecto del centro internacional Paul Ricœurse sitúa en un terreno  que hace la transición entre el casco histórico (con edificios de menor escala y cubiertas de tejas de pizarra) y un área más moderna de amplios espacios públicos y edificios de altura. Además debe lidiar con varios propietarios y al menos cuatro programas diferentes (restaurante universitario, centro deportivo, oficinas de la administración y residencia universitaria), como se detalla en la memoria.  Para hacerse cargo de tamaño embrollo recurre a dos estrategias complementarias. Por una parte, una segregación entre lo público ajustándose a la pendiente a nivel de la calle y la explanada y lo privado situado en una edificación en altura. Por la otra, una envolvente de apariencia única que, alternando transparencia y opacidad mediante la alteración de las densidades, unifica bajo un solo manto lo segregado y respetando la especificidad de cada programa. Parece simple, pero no lo es. Esta piel recibe resaltes e insertos, como los balcones y las celosías, y diferentes aberturas según la orientación. Con ello que aporta a la eficiencia energética y logra un dinamismo expresivo que contradice la uniformidad. Lo público se instala en los volúmenes de baja altura y hace honor a la escala menor. Lo privado,se eleva sobre la anterior y deja un piso parcialmente libre lo que genera una lectura de un vacío que vuelve a respetar la escala. El basamento también se descompone en distintas alturas originando un imbricado volumen de encastre que, no obstante, ocupa regularmente la planta. Las libertades formales se apoyan en una estructura mixta que combina elementos estructurales de acero en columnatas y vigas con elementos de hormigón armado en losas y muros. Mención aparte merecen los acabados interiores, especialmente en la residencia universitaria, que, con muy pocos elementos –madera y color- otorgan un carácter de singular austeridad, luminosa y alegre.

F. Pfenniger

El terreno se encuentra en la interface entre dos lógicas urbanas muy diferentes: por un lado, un barrio moderno compone de grandes espacios públicos y edificios de gran tamaño, por el otro, la ciudad-centro histórico que consiste en edificios más pequeños con tejado de pizarra. Uno de los desafíos del proyecto es articular la ciudad tradicional y las escalas modernas de la ciudad, utilizando tanto la organización de sus volúmenes como el diseño de sus funciones.

La Cité Internationale es un edificio híbrido, que reúne a tres propietarios diferentes y cuatro programas independientes:

  • El Centro Deportivo al sur en la Esplanade (Ville de Rennes).
  • Las oficinas de la UBL (Université de Bretagne Loire) con sus entradas en la fachada oeste.
  • La residencia de académicos extranjeros con su hall de entrada en la fachada norte (CROUS).
  • La cafetería universitaria, en el centro de gravedad del equipamiento (CROUS).

El proyecto organiza la convivencia de los cuatro programas dentro de un sobre único, simple y compacto. El edificio consta de una base, ubicada en la alineación de las calles, que alberga los programas abiertos al público, y un volumen alto que aloja la residencia para académicos, dotado de balcones.

Las imbricaciones de los cuatro programas situados en la base y que funcionan de manera totalmente independiente se incluyen en un sistema de fachada, ritmo vertical alternando aluminio y vidrio, que unifica toda la estructura dentro de un envolvente transparente brillante. El proyecto está abierto por todas partes y las actividades en el interior son visibles, una forma de traer movimiento y vida y animar el espacio público.

El edificio es un proyecto energético pasivo. Implementa una combinación de soluciones arquitectónicas y técnicas para cumplir con un programa ambiental muy exigente.

El sistema gráfico de las fachadas se deriva de la lógica climática. Al este y al oeste, las agujas verticales sobresalientes de aluminio pulido ofrecen una protección eficaz contra el sol. El conjunto genera una composición abstracta con sutiles variaciones de textura. La imagen cambia según el ángulo de visión: casi invisible cuando se les mira de frente, y creando  cuadros cuando las agujas se ven lateralmente.
En el bulevar, el edificio vertical alberga la residencia de académicos extranjeros. Su diseño crea un contraste con la parte inferior y está parcialmente separado de ella por medio de un vacío en el 4º nivel.

 

Cada habitación tiene su propio gran ventanal con una ventana francesa que da al balcón. El mobiliario de las habitaciones está hecho de madera contrachapada de haya, hecha a medida. Incluye la cocina, la cama, el escritorio y numerosos espacios de almacenamiento integrados.

La fachada norte del boulevard de la Liberté es creada por los jardines de invierno que ofrecen aislamiento térmico y acústico. La fachada muy ligera y sencilla alterna paneles fijos y abiertos. Las vides y los helechos arbóreos se plantan en la espalda y el conjunto forma así una gran imagen verde abierta hacia la ciudad.

 

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Edificios de equipamiento y servicios
Edificios de equipamiento y servicios
Edificios de equipamiento y servicios