Puente peatonal Vlaardingen

Puente peatonal Vlaardingen

Una escultura expresiva con un carácter retirado establece el momento de "cruce" y captura las cualidades del paisaje inmediato.
Obra
Puente peatonal Vlaardingen
Arquitectura
West 8
Ubicación
Holanda del sur, Holanda
Período
2005 - 2009
Colaboradores
ABT - Velp
Sup. construida
Largo: 42m. Ancho: 5,5m
Fotografía
Jeroen Musch
Web
www.west8.com

La reflexión de los autores vuelve sobre el espacio propio y singular de los puentes como expresión de una condición de lugaridad más allá de las exigencias de conectividad propias de todo puente. En este caso, el espacio propuesto surge de una estructura de entramado torsionada sobre su eje longitudinal que en su centro aloja la plataforma del puente. El gesto es simple pero elocuente y el resultado dinámico: resalta las continuas alteraciones de la perspectiva y da al observador una señal de cambio en su pasar. Aún en las barandas la torsión es el sello. No se puede dejar de mencionar el uso del color, que destaca en el paisaje veraniego y resalta en el invierno nevado.

F. Pfenniger

El puente en Vlaardingen se convertirá en un eslabón fundamental dentro de la red de ciclo-vías regionales de la provincia de Holanda del Sur. También forma una ruta de conexión urbana y recreacional con el pólder Broek. Esta nueva conexión exige una sólida identidad en la zona.

En virtud de su ubicación en un entorno natural y verde a las afueras de la ciudad, el puente sirve para tentar y sorprender a sus usuarios. El carácter natural del entorno es escaso dentro de los límites de la ciudad en continuo desarrollo. Una escultura expresiva con un carácter retirado establece el momento de "cruce" y captura las cualidades del paisaje inmediato. Desde la carretera cercana al puente puede ser identificado como un punto de entrada para el pólder Broek como también pueden ser vistas las pequeñas embarcaciones que navegan por debajo y a lo largo de ese canal con una alta vegetación en ambos lados extendiéndose a lo largo del horizonte.

La armadura de tridimensional del puente, a partir de perfiles cuadrados de acero, gira sobre su eje horizontal. Esta construcción del marco del espacio trenzado absorbe al usuario en una experiencia de constante cambio de perspectiva. El marco rectangular en la entrada del puente se convierte en una forma de diamante de doble altura en el centro. Una catedral transparente de acero se convierte en un nuevo descanso y lugar de encuentro a lo largo de la ruta peatonal y la red de ciclo vías.

Las secciones cambian continuamente reforzando el movimiento de torsión en la medida que el ciclista se mueve a través del puente.

 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados