Edificio Laboratorio Synthon

Edificio Laboratorio Synthon

Rodeado de un espejo de agua sobre el que parece flotar, este edificio de oficinas que hace parte de un conjunto industrial mayor, propone un volumen construido a partir de un cuerpo paralelo al acceso del que se desprende un brazo conformando una geometría de “Y” en planta.
Obra
Edificio Laboratorio Synthon
Arquitectura
GUILLERMO HEVIA H.,Tomás Villalón, A. Francisco Carrión G.
Constructora
Mena y Ovalle Ltda.
Ubicación
Lampa, Santiago.
Año
2012
Sup. terreno
39.000m2
Sup. construida
10.000m2
Fotografía
Cristóbal Palma
Web
www.guillermohevia.cl

Rodeado de un espejo de agua sobre el que parece flotar, este edificio de oficinas que hace parte de un conjunto industrial mayor, propone un volumen construido a partir de un cuerpo paralelo al acceso del que se desprende un brazo conformando una geometría de “Y” en planta. El ligero quiebre entre los volúmenes marca la zona del acceso al que se llega cruzando una pasarela sobre el espejo de agua mientras en el extremo del volumen desplegado se abre un gran vano que se muestra al entorno. A este gesto simple apoyado en el perfecto trazo de los volúmenes se suma un delicado trabajo de pieles y transparencias que logran un resultado clave en el proyecto. El volumen aparece blanco y hermético desde el exterior, pero insinúa las transparencias que lo animan dependiendo de la luz. Desde el interior la opacidad de las pieles se diluye permitiendo vistas, luz y un eficiente control solar. Son pocos los elementos de la composición con los que trabaja el proyecto pero se ordenan y organizan con tal precisión que ponen en evidencia el oficio con que se tratan. Este mismo orden y coherencia se aprecia en el espacio interior. El hall de acceso, la escalera y los planos despejados con que se confina y nutre el espacio son consistentes con el edificio total. Ya es tradición en los proyectos industriales de la oficina de Guillermo Hevia el trabajo sobre la eficiencia energética de los edificios. En este caso, acude a estrategias pasivas de control solar, ventilación y evaporación que contribuyen eficazmente a generar un ambiente de confort y a reducir la demanda energética del edificio. Por otra parte, el uso de la geotermia es nuevamente aplicado con éxito en la climatización. Un logro especial en este proyecto es la integración de las estrategias de diseño y de eficiencia energética: no se aprecia un diálogo entre dos variables o vertientes de proyecto, se percibe una síntesis e integración profundas. No hay duda que la obra de Guillermo Hevia arquitectos ha sido relevante en la arquitectura industrial en Chile, pero en las obras recientes está alcanzando una madurez y una síntesis notables.

F. Pfenniger

El proyecto es el resultado de un concurso internacional de arquitectura para esta empresa que se instala en Chile en 2009. Nos permitió mediante la arquitectura, incorporar los conceptos de innovación, nuevas tecnologías y de sustentabilidad de la empresa.

La nueva imagen corporativa del edificio de administración y laboratorio farmacéutico, es rotunda y categórica. Una imagen de aceptividad (color plateado) lograda íntegramente con elementos de acero, tanto en las fachadas de doble piel perforada del conjunto, como en la estructura general.

El edificio con forma de “Y” parece flotar sobre una laguna autosutentable, al que se ingresa por un puente en diagonal que es el cordón umbilical que relaciona el cuerpo y el entorno.

El edificio tiene una base (1er. Piso) de marcos y losas de H.A., y un cuerpo superior (2º piso) en acero y vidrio. El edificio está totalmente cubierto por un manto de acero perforado, una doble piel que permite proteger de la luz y radiación solar, y mediante un sistema Venturi natural enfriar las fachadas vidriadas por simple evaporación. De este modo se incorporan estrategias pasivas a los edificios (ventilación, iluminación y aporte térmico) además del uso de energía solar (agua caliente de todos los servicios) y jardines sustentables.

El edificio parece un volumen flotante y sólido, que con la luz va mostrando su permeabilidad y transparencia, marcando distintas instancias del día, a medida que refleja luz natural o muestra su interior al anochecer, reflejándose en el agua con diferentes juegos cromáticos y de dimensión espacial.

Transparencia.

El aparente hermetismo desde lo urbano, revela otra realidad desde el interior, permitiendo un total control visual del entorno y claridad de luz natural, con espacios de trabajo diáfanos y luminosos.

El acero.

Permite la gran versatilidad formal y control lumínico de los espacios interiores y en sus fachadas planos de colores grises y negros, se intersectan con liviandad y plasticidad.

Revestimientos de acero prepintados, se contrastan con el hormigón y el agua, donde la textura se logra mediante cambios en las perforaciones, vibraciones de luz y sombra, con transparencias sutiles, dan una imagen de liviandad y dinamismo, controlando y protegiendo de la luz solar, son la nueva imagen de la empresa.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados