Tirpitz, museo oculto

Tirpitz, museo oculto

El acero como medio para suavizar una herida en la historia
Obra
Tirpitz, Museo oculto
Arquitectura
BIG-Bjarke Ingels Group and Tinker Imagineers
Cliente
Varde Museos
Ubicación
Blåvand, Dinamarca
Año
2017
Colaboradores
Kloosterboer Decor, AKT, BIG IDEAS, Fuldendt, Lüchinger + Meyer, COWI, Svend Ole Hansen, Gade & Mortensen Akustik, Bach Landskab, Ingeniørgruppen syd, Kjæhr & Trillingsgaard, Pelcon
Sup. construida
2.800 m2
Fotografía
Mike Bink Photography, Laurian Ghinitoiu, Colin John Seymour; Erik Bär, Tinker imagineers; Rasmus Hjortshoj, Rasmus Bendix
Web
www.big.dk www.tinker.nl

Contrastando dramáticamente con el bunker construido como una gran masa de hormigón siguiendo las pautas del regelbau, el proyecto de museo de sitio hace unas finas incisiones en la duna circundante para abrir sutiles espacios, accesos, ganancias de luz y ventilación a las salas dispuestas bajo la arena. Aparece, sin hacerse notorio, un edificio que honra una historia dramática acentuando contrastes y dualidades: lo pesado y lo ligero, el día y la noche, la luz y la oscuridad, lo frío y lo cálido, la guerra y la paz. Espacio y luz, materia y muestra se ordenan en torno a una puesta en escena que relata la historia del lugar haciendo de la visita una experiencia que presumiblemente no deje indiferente al visitante. La integración colaborativa entre el edificio y la muestra, entre la arquitectura y el montaje hablan de un proceso de diseño colaborativo que se aprecia. En este escenario, el acero aporta lo propio: la ligereza y esbeltez cuando corresponde, la marca y la pátina del tiempo, la huella y la cicatriz de los hechos del lugar

F. Pfenniger

Varde Museos, BIG-Bjarke Ingels Group y Tinker Imagineers celebran la inauguración de TIRPITZ - un santuario en la arena que actúa como un suave contrapeso a la dramática historia de guerra en Blåvand, en la costa oeste de Dinamarca.

El nuevo TIRPITZ transforma y amplía un histórico bunker alemán de la Segunda Guerra Mundial en un complejo cultural innovador que comprende cuatro exposiciones dentro de una estructura única, incrustada de forma transparente en las playas protegidas de Blåvand, en el oeste de Dinamarca. La construcción de 2.800m2 de "museo invisible" espera atraer alrededor de 100.000 visitantes al año.

“El nuevo TIRPITZ está previsto, construido y decorado como un portal al tesoro de historias escondidas la costa oeste danesa. Ha sido nuestro objetivo crear una humilde atracción de clase mundial sorprendiendo a sus visitantes con nuevas perspectivas sobre el majestuoso paisaje. Nuestros huéspedes merecen lo mejor; con la arquitectura ilimitada e invitadora de BIG y con las exhibiciones maravillosas y juguetonas de Tinker Imagineers, siento que hemos logrado esto. TIRPITZ es una experiencia increíble, única, violenta, asombrosa, dramática, oculta, casi invisible", dice Claus Kjeld Jensen, Director del Museo Varde.

Como antítesis al volumen pesado del bunker de la Segunda Guerra Mundial, el museo aparece sutilmente como la intersección entre una serie de cortes precisos en el paisaje. Contrariamente a la construcción pesada e intrusiva del regelbau de la antigua fortaleza de artillería -simplemente diseñada como un inmenso bloque de hormigón-, la nueva TIRPITZ corta finamente la duna y camufla con el paisaje.

  

"La arquitectura del TIRPITZ es la antítesis del búnker de la Segunda Guerra Mundial. El objeto hermético pesado es contrarrestado por la ligereza que invita y la apertura del nuevo museo. Las galerías están integradas en las dunas como un oasis abierto en la arena - un marcado contraste con el monolito de hormigón de la fortaleza nazi. Los caminos circundantes de brezales cortados en las dunas de todos los lados que descienden para encontrarse en un claro central, trayendo la luz del día y el aire al corazón del complejo. El búnker sigue siendo el único hito de una herencia oscura no tan lejana que, tras una estrecha inspección, marca la entrada a un nuevo lugar de encuentro cultural. "- Bjarke Ingels, Socio Fundador, BIG.

A su llegada, los visitantes verán por primera vez el bunker y, a medida que se aproximan, ver los cortes finos y los caminos que conducen hacia el centro del complejo del museo. El patio central permite el acceso a los cuatro espacios subterráneos de la galería que tienen una abundancia de la luz del día aunque estén literalmente tallados en la arena. Las exposiciones, diseñadas por la agencia holandesa Tinker Imagineers, presentan experiencias temáticas permanentes y temporales. Cada galería tiene su propio ritmo, golpeando en sintonía con su argumento: alto y bajo, noche y día, bueno y malo, caliente y frío, el paso del tiempo.

Army of Concrete cuenta las historias humanas a la sombra del enorme proyecto de defensa de Hitler, el Muro Atlántico, como el de Anna, la niña que tuvo un hijo con un soldado alemán. El oro de la Costa Oeste es la exposición más amplia de ámbar de Europa Occidental, presentada en un bosque de acero encantador. Junto con sus colores y sonidos cambiantes, la atmósfera de las habitaciones alterna entre cálido y frío: referencias a la historia del ámbar. Y las historias de la costa del oeste cuentan 100.000 años de historia de la costa del oeste y se convierten en un teatro 4D de la noche dos veces una hora. El teatro audiovisual hace que los visitantes se sienten en un bote salvavidas antes de llevarlos a un tempestuoso viaje a través del tiempo.

Desde las galerías hundidas, los visitantes son capaces de entrar en el histórico bunker, que basa la historia de una máquina de guerra impresionante. En la oscuridad los visitantes pueden jugar con luz y activar juegos de sombras que revelan cómo debe haber funcionado el bunker.

"TIRPITZ es una oportunidad única para combinar la naturaleza y la cultura de una manera espectacular. Una visita al museo no es una visita a una galería de exposiciones, sino un viaje escénico a través del tiempo y el espacio de Jutlandia Occidental. La idea es que todo el lugar viene a la vida siguiendo los ritmos de la naturaleza. "- Erik Bär, socio fundador, Tinker imagineers.

El edificio consta de cuatro materiales principales y elementos que también se encuentran en las estructuras existentes y el paisaje natural de la zona - concreto, acero, vidrio y madera. Los muros de las salas de exposición están hechas de hormigón colado en el sitio, apoyando el paisaje y llevando las cubiertas con fascinantes voladizos de 36 m. La cubierta más grande pesa cerca de 1.090 toneladas cuya compleja estructura dirigida por empresa Suiza Lüchinger + Meyer. Los principales materiales interiores utilizados en los espacios de la galería son la madera y el acero laminado en caliente que se aplica a todas los muros interiores. Los paneles de vidrio de 6m de altura dan al patio exterior, permitiendo la luz natural en los cuatro espacios de exposición.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Diseño de interiores, Recuperación, restauración y reciclaje
Recuperación, restauración y reciclaje