Naves industriales plegables

Naves industriales plegables

F. Pfenniger
Arquitecto editor

Los pliegues en la arquitectura abren un campo de reflexión e investigación que supera ampliamente el límite de esta nota, no por ello menos sugerentes y fascinantes. El pliegue como concepto y como experimentación pone a prueba nuestra propia comprensión del espacio: puede incluir un espacio dentro de otro y al hacerlo, funde (o confunde) los límites materiales y de nuestra propia percepción. No me siento ni capacitado ni invitado a seguir en esta elucubración que ha sido desarrollada por otros -a partir Deleuze- con mucha mayor propiedad y claridad. Lo que queremos comentar hoy es el pliegue en tanto mecanismo puesto al servicio de algunas construcciones o partes de la construcción. 

El pliegue como una forma de hacer practicables algunos cerramientos, tanto en vertical como en horizontal (ver fotografías 1 a 5) ha sido presentado en algunos proyectos en este sitio (ver www.arquitecturaenacero.org/proyectos/recuperacion-restauracion-y-reciclaje/wyckoff-exchange). Olson Kundig es un arquitecto pródigo en incorporar mecanismos simples en sus proyectos, mecanismos que, por la escala y porque se incluyen casi con desparpajo en la obra, nos hacen repensar la función misma de la operación: también el abatimiento se puede entender como el pliegue de un paramento en el vano sobre la puerta de acceso de su proyecto Residencia en Montecito, un vano sin marco que es, en verdad, un trozo de muro (ver fotografía 6). O el simple mecanismo de la corredera que cierra y ocluye completamente el volumen de su Refugio Delta (ver fotografías 7-8). Aunque potentes, estas estrategias tampoco son los temas que nos convocan ahora.


Foto 1-3 – Fachadas plegables en Wyckoff–Exchange – Fuente: www.arquitecturaenacero.org/proyectos/recuperacion-restauracion-y-reciclaje/wyckoff-exchange

Foto 4-5 – El muro pivotante como una derivada del abatimiento pliegue – Chicken Point - Fuente: http://www.arquitecturaenacero.org/proyectos/vivienda-unifamiliar/chicken-point

Foto 6 - El abatimiento como pliegue del muro – Residencia Montecito – Olson Kundig – Fuente: http://www.arquitecturaenacero.org/proyectos/vivienda-unifamiliar/residencia-montecito

  
Foto 7-8 - El deslizamiento como repliegue – Refugio Delta – Olson Kundig - Fuente: http://www.arquitecturaenacero.org/proyectos/vivienda-unifamiliar/refugio-delta

El interés de este comentario se centra en compartir como, a partir de la revisión de los mecanismos inofensivamente cotidianos como las puertas y ventanas de abatir o de corredera mencionados arriba, se pueden instalar otras formas, otras escalas, otras estéticas y otros fundamentos del acto de hacer, construir y habitar un edificio. Queremos mostrar cómo la inclusión de algunos mecanismos simples permite descubrir otras formas y tal vez otros paradigmas para la construcción.

En este plano hay distintas construcciones que apelan a los atributos y ventajas del acero en la construcción prefabricada -muchas veces comentados en este sitio- para incursionar en soluciones que permitan resultados aún más efectivos en términos de plazo. Parecen reinterpretar –o más bien re entender– algunas de las cuestiones básicas del acto de construir un espacio habitable. Son los edificios plegables y, en especial, las muy simples y nobles construcciones de naves industriales plegables.

Probablemente tienen su origen en la guerra: la urgencia de construir naves de luces razonables para cobijar pertrechos, personas, o lo que fuera, puede haber sido parte del origen de estas construcciones. También es posible que sean anteriores, pero lo cierto es que pareciera que después de la Guerra habían caído en un silencioso olvido, tal vez por la falta de interés o necesidad, tal vez porque sólo no nos dimos cuenta y las olvidamos. Pero la verdad es que el plegado está presente en diversos objetos de la vida cotidiana y también de la vida militar desde hace muchos años o siglos. Ahí están las sillas plegables, o las camillas, o los puentes plegadizos (tan antiguos todos ellos). Y también todas las formas de mejorar las prestaciones estructurales de una lámina a partir de los pliegues. Desde los finos pliegues del Origami hasta los pliegues en papel para otras aplicaciones, las planchas plegadas y onduladas de acero y tantas otras intenciones. Aplicados en la carpintería, en la construcción de puentes o en la aviación militar, los plegados se fueron haciendo parte de las actividades constructivas y cotidianas.


    
Si todo esto es posible en las distintas escalas y en diferentes grados de complejidad, y fue posible en los años 40, necesariamente tiene que ser posible para la construcción hoy en día. Se conocen muchas empresas que han incursionado en el desarrollo de estas naves industriales plegables. El principio, al menos conceptualmente, es sencillo. Se trata de construir planos que incluyan la cubierta y los muros laterales conformando marcos que se puedan plegar con el objeto de lograr una construcción muy rápida de erigir y que ocupe muy poco espacio en el transporte, como se puede apreciar en el esquema que sigue, que es el resultado de una propuesta de un equipo de jóvenes arquitectos chilenos para enfrentar las emergencias publicado en este sitio en 2014 (ver http://www.arquitecturaenacero.org/uso-y-aplicaciones-del-acero/soluciones-constructivas/materias-pendientes-la-emergencia).


Foto 9-11 - Propuesta de un equipo de jóvenes arquitectos chilenos para enfrentar las emergencias Arqto. Felipe López. Fuente:http://www.arquitecturaenacero.org/uso-y-aplicaciones-del-acero/soluciones-constructivas/materias-pendientes-la-emergencia

Lo que en esa oportunidad era una propuesta es, en verdad, una oferta ya implementada con distintas características por diversas empresas en el mundo. Desde el punto de vista técnico, estas construcciones entran en la categoría de edificios pre diseñados y pre calculados. De éstos hay muchos modelos y formatos disponibles. Es una tendencia que se viene desarrollando hace ya varias décadas y consiste en sistemas constructivos a partir de los cuales una empresa fabricante desarrolla una tipología de edificios proveyendo soluciones estandarizadas pre diseñadas y pre calculadas que permiten una respuesta más rápida a la demanda. Un edificio de este tipo permite iniciar la producción con la mayor celeridad dejando el desarrollo de la ingeniería de detalles especiales exclusivamente centrado en el diseño y cálculo de las fundaciones que serán específicas para un tipo de terreno y a las sobrecargas que se deban considerar en función de su emplazamiento. Estas soluciones se prestan especialmente para proyectos de una arquitectura menos compleja que centre su esfuerzo en la organización del conjunto, la disposición del layout y que se adecúe a la oferta de terminaciones o soluciones singulares que el sistema provea (cerramientos, portones, altillos, etc.).

Hay varios argumentos que los edificios plegables suman a los beneficios esperables de una construcción rápida y segura tradicional de acero. Por una parte, reducen significativamente los requerimientos de fundaciones por ser, en general, muy livianos y articulados. Ello incide en que tienen un porcentaje de recuperación mayor (las obras de cimentación -que en general son obra perdida y son poco recuperables- son menores). Estas naves industriales salen completamente terminadas de fábrica, se montan sobre bases muy simples en pocas horas y pueden ser retirados completamente con la misma facilidad. Son casi un mueble plegable, un objeto que se posa sobre el terreno. En algunos países esto tiene ventajas y efectos tributarios y reglamentarios. Al ser entendidos como un bien mueble pueden construirse sin acogerse completamente a los requerimientos de permisos de obra, muchas veces complejos o demorosos. Por otro lado, desde el punto de vista tributario pueden ser acogidos a una depreciación acelerada, propia de los bienes muebles y no de los inmuebles, lo que tiene efectos contables interesantes bajo determinadas circunstancias.

A lo anterior, los edificios plegables suman una muy rápida construcción y puesta en servicio que se asimila a las construcciones del tipo módulos transportables que se usan en construcciones de menor escala que ya hemos comentado en estas páginas. La secuencia que se grafica a continuación (ver fotografías 12) es una expresión del concepto que rige el montaje este tipo de edificios, en este caso de la empresa Modulnor.

Foto 12 – Montaje naves industriales Sistema Modulnor – Fuente http://www.modulnor.com/

En general, la estrategia de dimensionamiento privilegia un ancho de paneles que se ajuste a las dimensiones del transporte. Por otra parte, la relación entre la altura de hombro y la luz  debe permitir que al plegarse las partes de la estructura queden contenidas en un largo compartido de manera de generar un volumen transportable más o menos regular, como se observa en la fotografía 13 siguiente.

 
Foto 13 - Dogwood - Línea de Galpones Plegables Olimpic. – Fuente http://www.dogwoodindustries.com/


Foto 14 – esquemas de galpones plegables e la oferta de la Dogwood Industries, para su línea de galpones plegables Olimpic. – Fuente http://www.dogwoodindustries.com/


Foto 15 – Configuraciones de cerramientos de empresa ATCO – Fuente - http://www.atcosl.com/

Los esquemas de las fotografías 14 y 15 muestran las dimensiones y configuraciones típicas que algunas empresas utilizan para desarrollar y promover sus proyectos de naves plegables.
En la fotografía 10 siguiente se observa el proceso inicial de montaje de una de estos edificios sobre una base de hormigón previamente ejecutada. El primer marco está montado, mientras se comienza con el alzado del segundo par y los demás pallet están dispuestos a la espera de ser montados.

 
Foto 16 – Montaje nave plegable – Dogwood - Línea de Galpones Plegables Olimpic. – Fuente: http://www.dogwoodindustries.com/

La mayoría de estas soluciones constructivas de naves plegables recurren a perfiles de acero galvanizados por inmersión en caliente, lo que asegura resistencia a la corrosión y durabilidad adecuada a su condición de reutilización. Los tipos de perfiles varían entre los distintos fabricantes. En lo que todos coinciden es en que el sistema de conexiones es siempre en base a pernos de alta resistencia y mecanismos del tipo bisagra, lo que es consistente con las posibilidades de reutilización.
Otro elemento importante es que las articulaciones que permiten el plegado, deben contar con algún elemento que restringa su movimiento una vez alcanzada la posición de operación definitiva de los elementos. Ello se hace habitualmente mediante elementos conectores atiezadores en forma de barras que conectan los miembros articulados apernándose a ellos.

Foto 17 – Fijación de atiezadores en vértices articulados – Dogwood - Línea de Galpones Plegables Olimpic – Fuente: http://www.dogwoodindustries.com/
 
En otros casos se recurre a placas de conexión apernadas, como en el caso de los galpones de Modulnor que se muestran en la secuencia fotográfica 12 siguiente.

Foto 18-19 – Sistema de conexiones Modulnor – Fuente  E http://www.modulnor.com/

Los proyectos (más bien productos) mostrados abren un campo de investigación y desarrollo muy interesantes que permiten visualizar distintas aplicaciones, entre ellas todas las construcciones transitorias, las construcciones de emergencia, las construcciones en terrenos de alquiler y muchas otras. También permiten dirigir la mirada hacia otra manera de entender la construcción. Como cierre, solamente mencionar dos productos o desarrollo relacionados.

Los proyectos de la empresa Tenfold, que desarrolla soluciones para construcciones temporales de alto estándar asociadas a la segunda vivienda, pero no excluyentemente.

En el otro extremo, el diseño de la gigante Sueca IKEA para una habitáculo de emergencia.

Entre ambos extremos hay un espacio suficiente para que la industria, los arquitectos y los investigadores, estudien y propongan nuevas formas de concebir y proyectar edificios en base a las enormes ventajas de las construcciones de acero.

Guardar

Guardar

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades