Roundhouse

Roundhouse

Una amplia gama de intervenciones arquitectónicas, reinstalaciones cuidadosas y nuevas construcciones le han dado a Roundhouse una nueva identidad.
Obra
Roundhouse
Arquitectura
John McAslan & Partners. Equipo: S KM Anthony Hunt Associates, Structural Engineer. Buro Happold, MEP Engineer. Gardiner & Theobald, Cost Consultant. Paul Gillieron, Acoustic Engineer. Theatre Projects, Theatre Consultant. Anne Minors Performance,Performance and Seating Consultant. Tolent Construction, Main Contractor. Modus Operandi, Art Consultant.
Cliente
Norman Trust
Ubicación
Londres, Inglaterra
Período
1997 - 2006
Presupuesto
£30 million / €42 million
Sup. construida
6.600m2
Web
www.mcaslan.co.uk

Los edificios de las tornamesas de los ferrocarriles son una fascinación en muchas ciudades del mundo y recuperarlos y reconvertirlos, un atractivo que fascina a arquitectos y diseñadores. Su rigurosa geometría, tan funcional y servicial a ciertos usos y programas, impone un desafío que sólo se acrecienta con la factura frecuentemente impecable de las albañilerías de los muros que la conforman. Sobre sus muros circulares se tendieron y experimentaron muchas de las más notables y esbeltas estructuras de hierro de la época, en éste caso apoyadas en un anillo interior soportado en esbeltas columnas de fundición. Son, pues, edificios que representan, la mayoría de las veces, lo mejor de la arquitectura ferroviaria e industrial del siglo XIX. Según la nota de prensa que adjuntamos en inglés, el edificio Roundhouse data de 1846, pero quedó obsoleto solo 8 años después, por el aumento de tamaño de las locomotoras. Fue convertido en una bodega de licores por medio siglo, quedando nuevamente desocupado hasta que, en los años 60 del siglo pasado, se convirtió en un centro de espectáculos alternativos. En la década de los 80 fue nuevamente clausurado. Durante años se estudiaron alternativas de recuperación, pero fue recién en 1996 que fue adquirido por el fondo de inversiones que lo administra hoy para convertirlo en un centro de arte de Londres. El proyecto es resultado de un concurso adjudicado a John McAslan y Asociados en 1997 y comenzó su construcción en 2004 abriendo sus puertas en 2006, año en que fue seleccionado para los premios Stirling de RIBA. El proyecto rescata y pone en valor el edificio original destacándolo a niveles notables de recuperación. El cuidadoso proceso de intervención permitió, casi sin afectar la expresión de la estructura original, mejorar la performance acústica y reforzar la estructura de acero de la cubierta. También es notable el rescate de los depósitos de cenizas subterráneos y la recuperación de los nobles muros de albañilería. Un edificio administrativo y de circulaciones nuevo, parcialmente transparente, se despliega dilatado y rodea en parte al edificio antiguo. El gesto y el contraste son de sobria elegancia. Un proyecto que honra la arquitectura y la mirada integradora de los autores de la recuperación, de cuya mano hemos presentado otros proyectos en este mismo sitio (ver El Mercado de Haití y King’s Cross Station). Se agradecen las imágenes históricas y las contemporáneas, tanto aquellas en las que podemos observar el objeto arquitectónico casi intocado, como aquellas en los que bulle la actividad, en las diferentes formas y configuraciones que se presenta que dan cuenta de los intensos usos a los que responde.

F. Pfenniger

La transformación de Roundhouse como un centro de arte en Londres, clasificado con grado 2 en el listado de edificios patrimoniales, requirió una fusión de habilidades arquitectónicas con el respeto histórico y la determinación visionaria de largo plazo de las instituciones financieras privadas y públicas - un escenario de diseño complejo y sensible al costo. Una amplia gama de intervenciones arquitectónicas, reinstalaciones cuidadosas y nuevas construcciones le han dado a Roundhouse una nueva identidad, convirtiéndola en un jugador importante en el panorama artístico nacional y provocando una nueva promoción inmobiliaria local residencial y comercial. 

El estudio lideró un equipo multidisciplinario para reparar la antigua fábrica, reprogramar las secciones del edificio, modernizar el auditorio y crear un cinturón administrativo y de circulaciones de tres niveles. La característica clave incluye una galería iluminada cenitalmente conectada con el auditorio por vidrios detallados post-industriales y puentes metálicos. La nueva ala permite que una gran parte de la fachada original de Roundhouse, originalmente bajo tierra en un terreno en pendiente, quede expuesta por primera vez. Esto acentúa la coexistencia de la arquitectura histórica y la contemporánea con grandes resultados y, con mejores conexiones con el paisaje urbano, aumentando la contribución de Roundhouse a la escena urbana.

Las intervenciones estructurales se redujeron al mínimo para enfatizar la estructura y la estética de los edificios victorianos. La nueva circulación y los segmentos administrativos son de diseño contemporáneo, pero detallados en sintonía con el espíritu original de los edificios industriales. McAslan también aumentó la audiencia y la capacidad de uso especializado así como el rango funcional de los edificios, sin alterar los aspectos clave de su forma.

Una intervención particularmente importante concierne a los pozos de cenizas de la tornamesa de ferrocarril de la extraordinaria cripta radial del Roundhouse. Se retiraron toneladas de desechos, la tornamesa fue sometida a un meticuloso trabajo de reparación, y se instalaron nuevos servicios, accesos y vías de circulación (sin perturbar demasiado la geometría de la subestructura de ladrillo del edificio). El resultado son los nuevos Estudios Roundhouse para uso de los jóvenes creativos del lugar.

Hubo un amplio trabajo de recuperación de las vigas y cielo, añadiéndole masa acústica a la cubierta. Esto exigió una nueva estructura superior de acero, que soportara una carga de 20 toneladas para la nueva parrilla técnica. La solución de Paul Gillieron Acoustic Design, prácticamente no provocó ningún impacto visual disruptivo.

 

Del total de los 30 millones de Libras invertidos, los costos de diseño y construcción estruvieron bajo los 20M de libras, una fracción del costo de construcción de un centro de artes nuevo de éstas características. Un crítico describió la nueva Roundhouse como uno de los experimentos más radicales que hayamos visto en la interacción cultural, un emprendimiento que tiene como objetivo establecer un modelo para una sociedad multicultural.

Premios

• Civic Trust Award, The Roundhouse, Winner

• Civic Trust Access Award, The Roundhouse, Winner

• Europa Nostra Award for Cultural Heritage, The Roundhouse,    Medal Winner

• BCI Award, The Roundhouse, Shortlisted

• RIBA Award,The Roundhouse, Winner

• RIBA + English Heritage Special Award, The Roundhouse, Winner

Planos: 
Adjuntos: 
AdjuntoTamaño
roundhouse_2.pdf4.27 MB

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Diseño de interiores, Recuperación, restauración y reciclaje
Recuperación, restauración y reciclaje
Recuperación, restauración y reciclaje