Viaducto para el Campus MIL de la Université de Montréal

Viaducto para el Campus MIL de la Université de Montréal

Obra
Viaducto para el Campus MIL de la Université de Montréal
Arquitectura
Civiliti
Ubicación
Montreal, Canadá
Ingeniería
Groupe S.M. International - Marc Mousset, Lead Engineer // Tuong Phong Huynh, Lead Electrical Engineer // Petrica Voinea, Lead Structural Engineer
Año
2017
Colaboradores
Peter Soland, Lead Architect // Fannie Duguay-Lefebvre, Lead Urban Designer // Pascal Forget, Project Architect // Etienne Ostiguy, Project Architect
Fotografía
civiliti
Web
www.civiliti.com

Para habilitar el acceso al nuevo campus de la Universidad de Montreal se hacía necesaria una obra civil mayor: construir un viaducto para la vía férrea que permitiera un paso bajo nivel para peatones, y automóviles. Incluir una obra de esta envergadura  a algunos nos parecerá un gesto y un gasto notable a favor de la educación, vista la reticente ambigüedad con que se abordan en algunos de nuestros países estos costos, que pocas veces se asumen como inversión y sólo se analizan como gasto y su impacto en el flujo financiero. Más allá de esta consideración, se debe agradecer además que este esfuerzo se haga atendiendo no sólo resolver los flujos y la seguridad si no incorporando en el equipo de diseño la mirada de arquitectos y urbanistas. No se trata de una defensa corporativa o gremial, se trata de poner en perspectiva la importancia de los equipos y procesos de diseño integrados en los que concurra la mayor diversidad de disciplinas que el problema convoque. El resultado es una obra simple que resuelve en problema vial con eficacia pero que logra instalarse en el paisaje como un hito, tal vez como un símbolo. Unas esbeltas vigas de acero doble T con cartelas reciben la carga del viaducto. Las barandas se construyen en base a un tramado de diagonales sobre un fondo de planchas de acero perforadas  alude a los puentes tradicionales de vigas de celosías pero honra los murales de Sol LeWitt. Esta traza se despliega también en las protecciones peatonales del paso bajo nivel pero está sutilmente presente en el trazado y extensión de los estribos en el extremo de la viga. Una iluminación dinámica que replica la traza acompaña el diseño. La propuesta da vida y dinamismo al conjunto: la obra vial se convierte en un hito y en una instalación. 

F. Pfenniger

En los próximos años, la Universidad de Montreal, una de las principales instituciones de la ciudad, abrirá un segundo campus ubicado en un antiguo patio de ferrocarriles. Las vías existentes tenían que ser reubicadas para acomodar las nuevas instalaciones y fue construido sobre la carretera de acceso futuro del campus un viaducto nuevo. El sitio fue excavado para permitir el paso subterráneo, luego se elevó levemente para acomodar la estructura de puente de acero de 24 metros. Los pilares de hormigón armado se extienden en muros de contención en zigzag, creando un paisaje mineral dinámico.

Los barandales de 44 metros de ambos lados del viaducto se realizaron en cuatro secciones: son conjuntos de armazón de acero respaldados con placas de acero perforadas, recubiertas con pintura metalizada. Las placas diagonales de acero recuerdan el motivo triangulado de los puentes de vigas más tradicionales. Se desarrolló un motivo similar para los barandales protectores a lo largo de las aceras abajo.

La firma única del viaducto la transforma en un hito sutil en el campus
Frente al campus, el viaducto actúa como un telón de fondo que viene a la vida en la noche cuando cuatro tableros de luces, inspirados en los murales de Sol LeWitt's, aparecen y desaparecen en la oscuridad. Éstos, generados por 135 barras de luz LED insertas en la rejilla diagonal de la baranda oeste, están programados para producir patrones efímeros en movimiento constante. El tema elegido para esta animación virtual es el de las cuatro estaciones: gotas de lluvia, seguidas de copos de nieve, aluden a las temporadas de otoño e invierno; las enredaderas anuncian la primavera y las luciérnagas celebran el verano.

La barandilla este es tratada de una manera más estática pero no menos dramática. Por la noche, la estructura superior parece flotar sobre su base escultórica, cada detalle acentuado por la iluminación. El patrón geométrico utilizado para las barandillas arquitectónicas se reproduce en los barandales que protegen las aceras paralelas, debajo del viaducto.

Los diseñadores responsables del tratamiento arquitectónico y de iluminación de este puente, creyeron que un uso sutil y poético de la luz resonaría dentro del ambiente fuertemente transformado. Esperaban llamar la atención sobre la historia del ferrocarril, que pronto sería totalmente erradicada con el advenimiento de nuevos pabellones universitarios y con el paisaje urbano

Guardar

Guardar

Guardar

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados