Hito del Bicentenario, San Luis. 2011

Hito del Bicentenario, San Luis. 2011

La construcción de torres que, siendo hitos conmemorativos y refugio de antenas de telecomunicaciones (¿o a la inversa?) es un problema abordado frecuentemente por las autoridades de muchas ciudades en el mundo.
Obra
Hito del Bicentenario
Arquitectura
Arq. Esteban Bondone
Diseño
Registro autoría y prop. intelectual: Rovella Carranza SA.
Ubicación
Provincia de San Luis, Argentina
Ingeniería
M y T Consultora. Ings. Traversaro/Marchesini.
Año
2010
Colaboradores
Arqs. Cecilia Kesman / Tristán Bondone
Sup. terreno
1Ha
Sup. construida
5.500m2
Web
estebanbondone.com.ar

La construcción de torres que, siendo hitos conmemorativos y refugio de antenas de telecomunicaciones (¿o a la inversa?) es un problema abordado frecuentemente por las autoridades de muchas ciudades en el mundo, que recurren a distintas estrategias para resolverlo (coincidentemente, en estos días se está jurando el Concurso de la Torre Antena de Santiago). En este caso, la dimensión simbólica de la torre parece imponerse por sobre la estrictamente operativa, aún sin desconocerla. Por el contrario, como veremos. En nuestra apreciación, tanto el soporte como el emplazamiento de la torre hablan de un conjunto que, como dicen los autores, está anclado en el terreno y en el territorio, por extensión, una expresión de los orígenes, de la preexistencia. Aunque pétreo –por ello mineral, inerte- está, enraizado -o sea, apelando a lo orgánico- al fundamento. No es menor este ejercicio. La raíz o el anclaje sólidos son necesarios simbólica y estructuralmente. Dan pie a lo que sigue, surge y se proyecta: una solida construcción de hormigón armado que, en su ascenso, se acompaña de una estructura de acero que se va desmaterializando hacia su cumbre, donde alberga la funcionalidad de las antenas y sitúa simbólicamente el futuro. Los accesos, las terrazas y los miradores acompañan la visita ritual y funcional al sistema. Unas cortinas de acero Corten cuya coloración irá cambiando unifican el conjunto y cargan, nuevamente, el fundamento simbólico del conjunto. El resultado queda muy bien inserto en el paisaje y es, sin duda, un hito que se ha de reconocer y recordar. Los autores nos acompañan de información en fotografías y planos que expresan muy bien las resoluciones de los complejos detalles de proyecto y de construcción que se han debido abordar. Es especialmente interesante, y se agradece, el contraste entre los croquis que expresan las intenciones primeras del proyecto y los detalles constructivos que, finalmente, lo hacen construible. Entre ellas, cabe destacar los detalles de conexiones de elementos tubulares que suelen ser tan valorados por los estudiantes: una verdadera biblioteca de soluciones a encuentros complejos que, con toda seguridad, animará la búsqueda de otras alternativas. En ese mismo aspecto vale la pena destacar la inclusión en los planos del proceso constructivo de las pantallas. No sólo habla de la comprensión profunda de lo que se hace, también es muy didáctico. Representa muy precisamente lo que hemos comentado en otras oportunidades bajo el concepto de constructividad, o sea, el enfoque no exclusivo en el resultado final si no en el proceso o, dicho en palabras de Goldsack y Loyola, cambiar la pregunta desde el “qué” al “cómo” .

F. Pfenniger

El Hito del Bicentenario es una construcción que evoca los 200 años transcurridos desde el nacimiento de la República Argentina. Sobre él se ensamblan de manera simbólica diversas dimensiones de la historia de nuestro país y especialmente la región cuyana: la ancestral y que representa las culturas originarias y de la propia tierra en su base de piedra en contacto con el suelo, el nacimiento de la república como eje central y columna vertebral del proyecto, expresado en una sólida construcción de hormigón como base firme y soporte de su estructura. El cuerpo central asciende y se detiene en el mirador, verdadero atalaya del territorio en su más extendida mirada que capta en una sola escena la diversidad geográfica del territorio: la planicie desértica, la pampa húmeda, las montañas, la salina, los ríos y lagos, los bosques y las ciudades, sus rutas y autopistas.

Por último el desarrollo de una estructura metálica involucra el presente y el futuro, pleno de audacia y significación hacia el porvenir. Sobre ella se integran pantallas de telefonía dispuestas estratégicamente sobre una forma semi-esférica que propone una importante serie de fases propios de las necesidades de telecomunicación.

Las dos “alas” que aparecen sobre sus laterales expresan los doscientos años de historia, y cada centuria se acopla al eje ascendente del Hito. La materialidad de estas piezas de acero corten contiene en su coloración cambiante los contenidos del transcurso del tiempo y metafóricamente el cambio permanente y devenir de la historia.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados