Finalista de República Dominicana, Concurso Alacero 2018

Finalista de República Dominicana, Concurso Alacero 2018

Obra
Finalista de República Dominicana, Concurso Alacero 2018
Alumnos
Daniela Jiménez Fulcar, Joan José Marty Ruiz, Julián D'Angelo
Profesores
Ramón Bolívar Méndez Solano
Institución
Universidad Nacional Pedro Henríquez Urena (UNPHU)

El proyecto elige recuperar un área del municipio Santo Domingo Este de la ciudad, una reserva eco turística  amenazada por daños derivados de invasiones de terreno. Aprovechando la existencia de un río establece parte del programa - el Pabellón de la Flora Exótica y el Pabellón de la Flora Local- en riberas opuestas potenciando su uso e integración mediante un puente programático que es el eje del proyecto. El puente, que es el foco del proyecto y su aspecto más desarrollado, ofrece un trazado recto combinado con una circulación zigzagueante que lo acompaña creando espacios para huertos. Los planos, tal vez un poco excesivos, que recogen los pabellones se sitúan despegados del suelo e incluyen vacíos a través de los cuales emerge la vegetación. Los módulos de los pabellones se estructuran con columnas ramificadas que soportan la estructura y dan pie a un cerramiento en que tanto celdas fotovoltaicas como jardines verticales contribuyen a la creación de un ambiente adecuado  asumiendo una postura de sustentabilidad y eficiencia energética. Una propuesta interesante y consistente, bien presentada,  que debió tener mayor desarrollo.

F. Pfenniger

 

En República Dominicana existe una gran variedad de áreas verdes, que representan el patrimonio natural de nuestra isla, pero a pesar de esto, muchas de ellas son prácticamente desconocidas por los dominicanos, quienes no conocen su valor y la riqueza natural que representan estos lugares. Por esta razón, luego de un análisis de la ciudad y su territorio con el propósito de encontrar el lugar para emplazar el proyecto, se procuró que el mismo fuera un espacio de gran riqueza natural, que sirviera de conector de diferentes comunidades, que constituya un aporte importante en cuanto al valor que pudiera representar y que fuera fácilmente accesible y atractivo para los vecinos del  lugar.  Debería  ser  a  la  vez  un  proyecto  autosostenible  y  un aglutinador social, por lo que se propone el Cachón de la Rubia como emplazamiento.

El Parque Manantiales Cachón de la Rubia, ubicado en el municipio Santo Domingo Este, constituye una de las pocas reservas ecoturísticas donde convergen lagunas naturales, exuberante vegetación y senderos que lo hacen atractivo para un público que busca reencontrarse con la naturaleza. El terreno se encuentra dentro del Cinturón Verde de Santo Domingo, adoptando como preocupación el hecho de que éste se ha visto afectado por daños e invasión de sus terrenos. Uno de los objetivos radica en detener la invasión poblacional informal, y los deterioros que se puedan producir a corto y largo plazo a través de un proyecto perdurable, que fomente la protección y el cuidado de sus áreas verdes y de las plantas en peligro de extinción.

Así mismo, el proyecto crea nuevas interacciones que puedan servir como dinamizadores de los espacios que allí se proponen.

Para evaluar los beneficios de nuestro proyecto en conjunto con el lugar de emplazamiento se consideran dos pilares independientes que se refuerzan mutuamente.

  • Sostenibilidad Social.  
    Las   comunidades   cercanas,   colegios, instituciones, etc. recibirán un impacto positivo. El proyecto está diseñado para recorrerlo, para ser un espacio de aprendizaje y concientización.
  • Sostenibilidad Ambiental.
    El concientizar sobre el uso y trato correcto de las especies contribuye a la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas y al promover el uso de energía renovable contribuye al reducir la emisión de residuos y daño al medioambiente.

En su diseño se consideran aspectos como el tamaño, la orientación, la relación hombre-arquitectura-espacio-vegetación. Por otra parte, se toma en cuenta el uso de una fuente de agua próxima para la operación del invernadero.


 
MÓDULOS. Para el Pabellón se plantea la utilización de módulos de vidrio fotovoltaicos y jardines verticales como método para incorporar energía renovable. Estos están interconectados por pasarelas que vinculan las áreas exteriores con las interiores, facilitando al usuario un recorrido estimulante y generando plazas de esparcimiento. Estos pabellones están conectados por un puente con pasarelas dobles, que permiten un recorrido alterno por los huertos que se desarrollan a lo largo de éste, permitiendo al usuario experimentar el contacto con la naturaleza desde el punto de vista que le garantiza la doble altura de las mismas.

SISTEMA ESTRUCTURAL
. Se aprovechan las condiciones del terreno, se crean plataformas y pasarelas articuladas con cerchas, así como columnas ramificadas (ver detalle en panel 6), para el soporte de los módulos.
PUENTE.  Consta  de  una  estructura  principal  modular  metálica  con forma de trapecios interconectados, que se desarrollan a lo largo del eje longitudinal de conexión. Éste sostiene las pasarelas de metaldeck, la recta y la zigzagueante con 5 miradores a los huertos. Todo descansa finalmente sobre columnas metálicas con sus respectivas bases.

Este proyecto se concibe como un espacio de interacción social y de reflexión ambiental.

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Edificios de equipamiento y servicios, Obras civiles, Proyectos de estudiantes, Recuperación, restauración y reciclaje, Sustentable
Edificios de equipamiento y servicios
Edificios de equipamiento y servicios, Proyectos de estudiantes