Residencia Bosque de la Ribeira

Residencia Bosque de la Ribeira

La estructura y los espacios propuestos se organizan y se expresan sin ambigüedades
Obra
Residencia Bosque de la Ribeira
Arquitectura
ESTUDIO ARQUITETURA - Eduardo Francia y Letícia de Azevedo
Constructora
Osvaldo Lara
Ingeniería
Marco Calazans
Período
2008 - 2009
Colaboradores
Carla Casadei, Hernan Espinoza
Sup. terreno
1.085m2
Sup. construida
505m2
Interiorismo
Christiana Conejo
Fotografía
Jomar Bragança
Web
www.estudioarquitetura.com

La arquitectura brasilera nos ha regalado, en más de una oportunidad, destacados proyectos de viviendas unifamiliares que hemos podido compartir en estas páginas. Esta no es una excepción. Estudio Arquitectura (Eduardo Francia y Leticia Azevedo) organizan el proyecto en torno a tres ideas matrices: emplazamiento, vistas y programa se articulan para dar forma a un partido general que se implanta con precisión en el terreno. Unos leves muros de hormigón contienen el terreno en pendiente y permiten liberar el volumen construido que se sostiene sobre sendas columnas y vigas de acero. La interface entre el terreno y el edificio la hace la gran escala tallada en el talud y el espacio vacío que la delimita. La estructura simple en base a perfiles laminados que quedan generalmente a la vista hace uso de conexiones soldadas, permite salvar las grandes luces propuestas y deja libres de apoyo grandes paños de cristal. Así, estructura de acero, grandes paños de cristal y muros blancos confluyen para dar cuerpo a esta casa que, elevada, se instala entre las copas de los árboles y cumple cabalmente con las intenciones declaradas. La estructura y los espacios propuestos se organizan y se expresan sin ambigüedades: logran un interior fluido e integrado con un exterior y un paisaje que, por rescatado, parece mayor de lo que es, tal vez porque es honrado y respetado como correspondería hacerlo siempre.

F. Pfenniger

El proyecto de esta casa, localizada en Nueva Lima, Minas Gerais, surgió como respuesta integrada a las tres principales condicionantes que se presentaron: el terreno preexistente, la intención del aprovechamiento de las vistas y el programa de necesidades.  

Con relación al terreno, su conformación en declive a partir de la calle llevó a la implantación del primer piso– cuyo uso es predominantemente social – al punto más plano del terreno. De esa manera, el vacío originado de esta implantación, generó la plaza cubierta de llegada, contigua a los taludes conformados en los dos puntos de distanciamientos laterales. Además de eso, se optó por el mantenimiento del mayor número posible de especies arbóreas. Como el terreno era más denso en su porción más próxima a la testera, se obtuvo una especie de bosque antes de la llegada a la casa.

La condicionante del programa de necesidades se articula tanto con el asentamiento del edificio en el terreno, como con el aprovechamiento de las vistas. En el nivel de llegada, el espacio cubierto puede ser usado tanto como estacionamiento cuanto como hall de distribución para los demás recintos de la casa. A partir de ahí, dos escaleras permiten accesos distintos a la casa. La primera, más generosa, lleva al patio central, conformado por el césped vacío entre los recintos. La segunda lleva a la circulación principal horizontal de la residencia, pudiendo también ser usada como circulación de servicios. En el primer piso, orientados hacia la cabecera del terreno, están las salas de estar y comedor. Distribuida longitudinalmente en el terreno, está la cocina, posicionada estratégicamente entre el sector social y el bloque de servicios. Además de este bloque, en la porción posterior del piso están la sala de gimnasia el  estudio de música. En el segundo piso fueron proyectadas las cuatro suites: dos hacen uso de la vista sobre un área verde, clasificada como área de preservación permanente, otra mira hacia el patio interno y la principal hacia el frente del terreno.

A partir de la condicionante de la implantación, se hace aprovechamiento de la vista. En el nivel del primer piso, el espacio que sirve a las salas de estar y comedor – por estar elevado del nivel de llegada en tres metros – posee conexión visual con las copas de los árboles conservados en el acceso. En el nivel del segundo piso, la suite principal y su cuarto de baño poseen una vista que se abre para la ciudad de Nueva Lima y hacia la Sierra del Corral.

Para su viabilización, el proyecto de la casa siguió una lógica constructiva simple. A partir de la intención de asentamiento de la edificación en medio del terreno, no hubo necesidad de un gran volumen de excavación. Por eso aún, la tierra retirada fue ubicada en la porción posterior del terreno, eliminando la necesidad de botarla. Además de eso, considerando el reducido volumen de terreno a ser contenido en el acceso fue suficiente un muro de contención de concreto.

Se seleccionó una estructura metálica para esta edificación en función de la posibilidad de ejecución más acelerada, además de permitir mayores vanos internos, obtenidos de manera más racional. Apoyada en las vigas, las losas de concreto se pulieron para que pudieran ser dejadas a la vista y ejercieran la función revestimiento. Tanto en su interior como en el exterior, los paños opacos de albañilería de cierre fueron estucados ​​y pintados de blanco.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar