Residencia Pacaembu

Residencia Pacaembu

La idea de estructurar la construcción en acero surge de la evaluación de dos condiciones: la rapidez del montaje y la libertad que representan las prestaciones estructurales que permiten grandes vanos y reducidos apoyos
Obra
Residencia Pacaembu
Arquitectura
DMDV arquitetos
Constructora
Edificon
Ubicación
São Paulo, Brasil
Ingeniería
LHG
Período
Proyecto 2015 - Conclusión de la obra- 2016
Colaboradores
Proyecto Instalaciones: Ramoska & Castellani
Equipo de diseño
- André Dias Dantas, Bruno Vitorino, Renato Dalla Marta, Maíra Baltrusch, Rafhael Silva, Fernanda Miguel, Victor Vernaglia, Aline Pinheiro, Ronielle Laurentino e Fabiana Kalaigian
Sup. construida
500m²
Iluminación
DMDV arquitetos
Paisajismo
KM arquitetura Paisajística
Fotografía
Maira Acayaba

La casa surge del diagnóstico de la inconveniencia de rehabilitar y ampliar una construcción existente sobre el terreno por lo que se plantea el desafío de recuperar la mayor cantidad del material de la obra original. El terreno de compleja geometría y en pendiente presenta complejidades adicionales para albergar el programa. La idea de estructurar la construcción en acero surge de la evaluación de dos condiciones que comentamos con frecuencia: la rapidez del montaje y la libertad que representan las prestaciones estructurales que permiten grandes vanos y reducidos apoyos. Ambas condiciones son de gran importancia para el proyecto ya que la estructura de acero permite una mejor adecuación a las condiciones que impone el terreno y satisface los requerimientos de plazo de interés del mandante. Una estructura muy despejada en base a marcos de pilares y vigas de perfiles doble T de acero recibe parte de los materiales recuperados de la edificación existente. Ladrillo y madera destacan en los cerramientos opacos mientras grandes superficies de cristal transparente permiten una profundidad sorprendente en la planta baja que aloja el área pública de la vivienda. Algunos paramentos de perfiles de cristal tipo Profilit delimitan recintos como la sala de TV y agregan una velada y elocuente transparencia. Todo es despejado y limpio en el proyecto, todo aparece conectado y distendido pese a la evidente limitación de la superficie del lote. La perfecta factura de las albañilerías y los entablados recuperados realza los planos transparentes o traslúcidos (hay unas celosías de control solar hechas en madera que se suman al efecto) y los voladizos no menores que acompañan al volumen. Organizada (o separada?) por sus patios, resulta una casa luminosa, aireada, equilibrada y en perfecto reposo.

F. Pfenniger

El punto de partida de este proyecto fue el análisis en cuanto a la viabilidad de preservar la edificación original existente en el terreno, considerando una amplia reforma o  la demolición completa para la construcción de una nueva residencia.

Después de haber estudiado el programa deseado por los futuros residentes, de la implantación de la antigua vivienda y del análisis del sistema estructural de la construcción existente que no posibilitaba grandes intervenciones, llegamos a la conclusión que alcanzaríamos un mejor resultado considerando el diseño de una  nueva vivienda.

Decisión tomada, buscamos utilizar parte de los materiales de la antigua construcción en la nueva vivienda. Se pueden ver los ladrillos ya que éstos están aparentes en la fachada, las piedras de piso que componen el paisajismo y parte del enmaderado de la antigua construcción fueron conservados y reutilizados en la nueva vivienda.

El terreno de geometría irregular y de acentuado declive, así como, el análisis solar fueron decisivos en la distribución del programa y en la organización espacial del proyecto.

Con el objetivo de reducir el plazo de ejecución, optamos por la aplicación de una estructura metálica, tal solución hizo posible vanos mayores, liberando la planta baja de interferencias estructurales y permitiendo que los “vaivenes” configuren espacios de permanencia protegidos e interconectados a los jardines externos.

La planta baja, al nivel de la calle, abriga el garaje para 4 coches, la lavandería, depósitos y áreas técnicas. Por ser parcialmente enterrado ése es el único pavimento construido en hormigón. La iluminación y ventilación de dichos ambientes se realizan a través de aperturas para un pequeño jardín que aloja la calefacción central y una cisterna enterrada para captación de agua de lluvia que es reutilizada por el sistema de riego automático de los jardines.

En la planta superior, lo que llamamos de planta baja, es la principal área de permanencia, de convivencia y de ocio de la familia, compuesta de una sala de estar, salón comedor, cocina y sala de TV. La integración de las áreas internas con los jardines externos fue priorizada mediante la adopción de cierres de cristal alrededor de todo el perímetro.

Las áreas externas fueron separadas en dos jardines: uno en la parte delantera del terreno, conectado a la cocina y al salón comedor, el otro más grande al fondo que alberga la piscina y deck de madera, y se conecta a la terraza y a la parrilla, así como también, al apartamento de huéspedes, una caja recubierta de madera que posee dos plantas compuestas por la ludoteca que se abre para dar paso a un jardín, y sobre la misma, el espacio para la sauna y descanso.

En el segundo piso están los 3 dormitorios, siendo que los dos frontales son separados del dormitorio de la pareja en la  parte posterior del vacío de  doble altura del living. Para proteger los marcos de la puesta del sol, hemos adoptado mashrabiyas o celosías de madera cumaru para resguardar los cristales de vedación mejorando el confort térmico.

Guardar

Planos: 
planta baja
planta 2
planta 3
planta 4

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar