Fahouse

Fahouse

Hay una ironía estructural en los triángulos traslapados y en el gran voladizo que da cobertura a la terraza
Obra
Fahouse
Arquitectura
Jean Verville
Constructora
Ulys Collectif
Ubicación
Quebec, Canada
Colaboradores
Jessica Bouffette, Olivier Grenier, Martine Walsh
Sup. construida
579m2
Fotografía
Maxime Brouillet
Web
www.jeanverville.com

No cabe duda que los arquitectos se divierten al hacer esta arquitectura. Un cierto humor se expresa también en los personajes (el arquitecto) que aparecen en la fotografía, descubriendo una forma lúdica de instalarse en el espacio, un uso que apela a la infancia. Pero el humor y la mirada lúdica de la que, según comentan los autores, también participan los mandantes, no es exclusivamente gráfica ni superficial: el uso de ciertos arquetipos gráficos (la casa, los pinos), que es un fundamento consistente de la propuesta, se vierte a la arquitectura formulando una espacialidad muy fluida y dinámica. Hay una ironía (¿o un alarde?) estructural en los triángulos traslapados y en el gran voladizo que da cobertura a la terraza. Los ventanales sin dinteles en la sala hacen aparecer más fuerte el volumen negro y cerrado de la cubierta y el ático. La estructura es, definitivamente de madera, pero aunque no se declara, aparecen unas columnas de acero que hacen sospechar que en el entrepiso pueda estar encubierta una viga de acero que sustenta tan precario equilibrio. Son especulaciones, por supuesto, porque los autores no se pronuncian. Donde el acero es protagonista inequívoco es en la chapa ondulada del revestimiento de cubierta y muros. Qué forma de resaltar esta perfecta geometría.  Y qué bien se integra el contraste con la madera de la estructura y los revestimientos interiores. 

F. Pfenniger

Ubicado en la intimidad de un bosque de cicuta oriental (eastern hemlock), FAHOUSE se presenta como un impresionante edificio que parece surgir de un cuento para niños. La explotación de los contrastes entre la opacidad y la luz, el arquitecto Jean Verville desarrolla un ensamblaje gráfico, que se levanta como dos coníferas gigantes, intensificando el aspecto onírico de esta propuesta arquitectónica. Derivado de la figura arquetípica de la casa, el prisma triangular doble ilustra perfectamente la infancia, característica de todo el desarrollo de este proyecto.

Concebida para una pareja de profesionales jóvenes y dos niños, la casa vuelve a la configuración de hogar para explorar un imaginario estrechamente vinculado al lugar, sus ocupantes y su forma real de vivir la vida familiar. La estrecha complicidad con estos clientes durante el proceso de diseño, y la alegría particular de la relación padres-hijos, facultan al arquitecto para diseñar una nueva manera de vivir su realidad. A lo largo de la construcción, la colaboración entre el arquitecto, la familia y el empresario promueve un entusiasmo compartido que resulta en una calidad de construcción y decoración impecable.

El perfil de dos casas emerge. El arquitecto hace hincapié en la forma alargada del terreno a través de un paseo a lo largo del muro ciego del primer volumen. Una amplia escalera exterior, que revela la pendiente natural conduce a la planta baja, da la bienvenida a los recién llegados en virtud de un voladizo imponente que define la terraza cubierta. La gran puerta opaca se abre en un vibrante vestíbulo que se extiende hasta el misterioso bosque. El salón cuenta con muros acristalados, que parecen desmaterializarse y eliminar el límite entre la arquitectura y el paisaje, permitiendo que la naturaleza se deslice en el interior fabulosamente. Ya la casa viene a la vida y la magia del lugar funciona.

El despliegue arquitectónico de la escalera articula la planta baja, mientras que regula el desfile de acceso a las áreas encaramadas de las dos casas. La primera, la de los niños pequeños, ubicada en el bosque encantado, muestra una gran cama litera que da la bienvenida a amigos para compartir fantásticas noches. A unos cuantos saltos de escalera está la segunda, la casa de los padres, que se parece a un panal de abejas compuesto por una sucesión de células, cada una ofrece un ritual distintivo. En un sorprendente efecto de espejo, el dormitorio se dobla como un baño que ofrece dos volúmenes simples y relajantes suspendidos entre la tierra y el cielo. En contraposición, la representación gráfica del impresionante cuarto de baño familiar promete una experiencia diferente para las abluciones diarias. La planta superior evoca la guarida de la ballena para iluminar la imaginación y permitir un colorido mundo de aventuras increíbles.

El arquitecto
La práctica de Jean Verville está en la periferia de la corriente principal de la arquitectura. Para cada propuesta, la arquitectura, el diseño, la instalación del museo o un objeto, el arquitecto utiliza el paseo arquitectónico como material para desarrollar las cualidades espaciales de sus experimentos. Además de su premiada práctica y sus importantes publicaciones internacionales Jean Verville continúa sus investigaciones sobre el proceso de diseño arquitectónico a través de un doctorado en la Universidad de Quebec en Montreal.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados