Casa Mariposa

Casa Mariposa

Miàs entiende y ordena el espacio de la casa a partir de la variable temporal, congregando los usos diurnos hacia el sur y los nocturnos hacia el norte
Obra
Casa Mariposa
Arquitectura
Josep Miàs
Arquitectos asociados
Carles Bou
Ubicación
Besalú, Girona, España
Ingeniería
Estructura (BOMA), Ingeniería (PROISOTEC, Josep Masachs)
Año
2012
Colaboradores
Adriana Porta, Silvia Brandi, Josep Puigdemont, Horacio Arias, Neus Caylà, Pablo Varesi, Mario Blanco, Hélène Barbot, Luciano Rotoli, Elena Alfaro Alvarez, Dafna Servadio, Nadejda Avramova, François de Montgolfier, Patrick Hitzberger, Blanca Rieder, Nina Dorici
Sup. construida
200m²
Fotografía
Jaume Llorens
Web
www.miasarquitectes.com

La casa Mariposa es la primera obra residencial de Josep Miàs que presentamos y tiene precisamente el interés de conocer la aproximación a la escala menor y tal vez más doméstica del arquitecto (ver la Barceloneta, Edificio Pujades, sede iGuzzini Ibérica). Miàs entiende y ordena el espacio de la casa a partir de la variable temporal, congregando los usos diurnos hacia el sur y los nocturnos hacia el norte. Los sectores se diferencian no sólo en su orientación sino en el tratamiento de los muros o, más bien, en el carácter de las aberturas en los muros. El día buscará el mayor soleamiento en el sur y se abrirá con el mayor acristalamiento de ventanas practicables según la función. Hacia el norte, en cambio, predominan los vanos menores, adecuados a los recintos que atienden. Ambos frentes promueven una ventilación cruzada eficaz y necesaria. Si lo anterior parece una descripción obvia, no resulta obvia en manos de Miàs. Llevar el predicamento al extremo con rigor sólo es posible con la libertad formal que reconocemos en el autor. En primer lugar, el edificio se implanta con el menor impacto posible en la topografía preexistente en un terreno en pendiente y con muros de contención empedrados que reportan a otro tiempo, el de la historia del lugar. Por otra parte, el control del excesivo asoleamiento sobre los grandes cristales al sur se aborda con voladizos en vertical y en horizontal que terminan componiendo la fachada de un volumen construido complejo compuesto de fragmentos agrupados según el ordenamiento de los recintos en el plano y en el corte. La fragmentación es aparente: la articulación de los volúmenes que componen el total se logra en un diálogo próximo a las construcciones informales, pero las contiene y congrega en un lenguaje común de materiales y estructura. Las decisiones estructurales son pragmáticas. Muros de contención y de carga de hormigón; apoyos puntuales en base a columnas compuestas ramificadas confeccionadas a partir de perfiles tubulares y entrepisos en base a envigados con perfiles doble T y steel deck (ver) . Los planos de estructuras que se acompañan son muy ilustrativos de las soluciones aplicadas y muestran la descomposición de las geometrías complejas en un sistema de vigas y losas fácilmente comprensibles. También es interesante la resolución de la ramificación de las columnas que le dan apoyo, cuyo detalle se acompaña. Como en otros proyectos de Miàs, el casi irrestricto respeto de lo existente y su escala se logra, precisamente, en virtud de la libertad con que lo aborda.

F. Pfenniger

 

La vivienda se divide en zona de día y de noche, conectadas a través de un distribuidor, al cual se abren las habitaciones y las suites, así como el baño. Se sitúa la zona de noche en dirección norte, mientras que la zona de día se orienta a sur. De este modo, se consigue un acomodo al terreno con el menor impacto topográfico posible y un máximo aprovechamiento de las horas solares en las estancias de día. La estructura es mixta, ya que se utilizan paredes de carga y pilares de hormigón armado o de acero en otros casos donde es necesario. Por lo que se refiere a la planta soterrada, ésta se construye a partir de muros de contención de hormigón armado. La vivienda tiene la máxima fachada expuesta a sur con el fin de conseguir la máxima radiación lumínica durante el mayor tiempo posible y una rápida ventilación cruzada. Con este criterio, juntamente con la voluntad de implantación respetuosa con la topografía preexistente. Las vistas desde el interior aprovechan la pendiente del terreno para abrirse hacia el exterior.

Las aberturas de los espacios en fachada son de dos tipos, un gran ventanal de diferentes hojas para el comedor y la sala que permitirá la comunicación interior-exterior, y ventanas para el resto de estancias, que tendrán dimensiones diversas de acuerdo con los criterios funcionales de éstas.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar