Casa en Colastiné

Casa en Colastiné

El volumen blanco destella en la intensa luz de la región y convoca en su interior un concentrado de distintas intensidades de sombra
Obra
Casa en Colastiné
Arquitectura
Gabriel Biagioni, Sergio Pecorari, arqs.
Ubicación
Santa Fe, Argentina
Ingeniería
Ariel González, Ing.
Período
Año proyecto:2002; Año constr. etapa 1: 2003-2005; Año constr. etapa 2: 2009-2010
Colaboradores
Carlos de Nápoli, Carolina Maciel, Esteban Tomatis, Gabriela Yommi, Ma. Virginia Aranda, Ma. Soledad Surín, arqs.
Fotografía
Estudio Biagioni / Pecorari
Web
www.biagionipecorari.com.ar

El proyecto de una vivienda unifamiliar en un área de expansión urbana sobre un terreno de 2000m2 es la oportunidad para indagar en los espacios intermediarios entre el interior y el exterior entendidos como instancias habitables de uso en un recorrido que transcurre a lo largo del proyecto. Esta sucesión de estadios intermedios amplía la sensación del espacio que, finalmente está limitado a una superficie de poco menos de 300m2. Los planos que delimitan estos espacios están conformados por tamices, cierres acristalados, virtuales, límites que -como filtros- se despliegan en una sucesión articulada con planos opacos de muros. Una banda de hormigón visto (escala, viga, baranda) hace la unión visual, la costura integradora en el volumen total construido. El volumen central de doble altura de la casa se estructura en columnas y vigas de acero pintadas de negro que, junto a los elementos secundarios y a la carpintería de las ventanas, resaltan como un entramado sobre los muros blancos construidos en base a muros portantes de albañilería estucada por ambas caras. Los muros blancos y el hormigón visto son el sólido presente y necesario. Los cristales, la madera de las celosías y las puertas (un sólido practicable) y el entramado negro que soporta la estructura y los cristales conforman los tamices. De la articulación de sólidos y tamices surgen los espacios que se habitan. El volumen blanco destella en la intensa luz de la región y convoca en su interior un concentrado de distintas intensidades de sombra. Parece que la sombra tallada fuera el espacio o, dicho de otro modo, parece que el espacio construido está formado por volúmenes de tenues sombras, como si fueran un estado sutil de la materia, apenas contenidos por algunos límites necesarios de materia en estado sólido.

F. Pfenniger

Colastiné representa el modelo de expansión suburbana de la ciudad de Santa Fe hacia el este. En un solar de 20 x 100m, la vivienda aparece en una posición central dejando dos patios bien definidos: al frente más extrovertido y social donde aparecen la pileta/solarium, la galería en doble altura y el asador/cochera pasante. Atrás, más intimo, los frutales, la huerta y el molino, donde la casa crece con los dormitorios.

El proyecto hace hincapié en las relaciones interior-exterior, generando espacios intermedios que responden a usos y modos de vida propios de la idiosincrasia del lugar.

La casa se organiza apoyando los servicios sobre el lado oeste, liberando el estar con transparencias hacia los patios.

Una cinta de hormigón nace como escalera, colgada de tensores atraviesa el espacio en doble altura como viga - baranda del entrepiso para finalmente aparecer en el frente como alero que colabora en el control solar de la galería y apacigua la esbeltez de su doble altura.

 

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar
Vivienda Unifamiliar