1 Bligh Office Tower

1 Bligh Office Tower

El aprovechamiento de la luz da origen a su planta elíptica alineada hacia el norte

Destacando desde la calidad ambiental

A pocas cuadras del edificio de oficinas 8 Chifley Squareque revisamos en nuestra columna de Octubre 2015, el edificio 1 Bligh Office Tower, ubicado en el centro financiero de la ciudad australiana de Sydney, nos ofrece una interesante y diferente aproximación formal para alcanzar no sólo la eficiencia espacial típica de esta tipología de edificios, sino también para lograr el mejor comportamiento ambiental y energético posible. En vez de intentar crear un nuevo ícono formal de gran altura en el corazón de Sydney, el cliente y el equipo de diseño (adjudicado en 2006, luego de un concurso internacional, a las oficinas Architectus de Australia e Ingenhoven de Alemania), deseaban establecer un nuevo estándar para edificios de oficinas de planta libre en materia de construcción sustentable e integración al espacio público.


 
Imagen 1:.Vista aérea del edificio 1 Bligh en el centro financiero de Sydney, destacando su forma elíptica, su terraza de cubierta y la integración de los paneles solares.  Créditos: Ingenhoven Architects

Ubicado en una ajustada esquina de la ciudad, el edificio, pese a su gran superficie construida, es reconocido como un confortable y sustentable espacio de trabajo; una combinación de estrategias que se ha traducido en un gran valor comercial para los desarrolladores del proyecto. Lo anterior quedó registrado durante la inauguración del edificio el 2011 en el discurso realizado por la propia Primer Ministro Australiana Julia Gilliard: (pensemos en) un edificio en el que los usuarios están orgullosos de trabajar, con una vista magnífica y con todas las comodidades que la gente busca en un edificio de oficinas moderno; y aquí está ese edificio, logrando el mayor nivel de construcción sustentable reconocido en Australia.

Estrategias de diseño

En términos generales, la propuesta arquitectónica del proyecto fue desarrollada en base a tres consideraciones fundamentales: la orientación, el espacio público y el ambiente de trabajo.

El sitio del proyecto está ubicado en una esquina cercana a la bahía de Sydney. Para optimizar el acceso a las vistas hacia la bahía y la orientación respecto al sol, el proyecto fue concebido en base a una planta de forma elíptica alineada al norte. Con esta orientación, el proyecto creó espacios de oficinas y entornos de trabajo de gran calidad y por ello de gran atractivo comercial.

Por otra parte, la forma elíptica del edificio redujo la huella u ocupación del terreno a un 40 por ciento en la planta baja, generando dos nuevos espacios públicos en el centro de la ciudad, a lo que se suma el espacio central de acceso, el cual es abierto al público. En esta planta baja hay dos cafeterías y una guardería infantil, obras de arte y mobiliario urbano, todo lo cual invita a usuarios y visitantes a ocupar estos espacios y a observar desde ellos un entorno configurado por varios edificios patrimoniales, recuperando y re-activando esta zona del centro de la ciudad.

En todo el conjunto destaca el uso del acero, tanto en la subestructura de fachada del edificio como en el interior de la planta baja y los espacios públicos, al proporcionar la flexibilidad y esbeltez requerida para lograr la transparencia que buscaba el equipo de proyecto.

Imágenes 2 y 3: Vistas del espacio público creada hacia una de las esquinas del sitio, en el cual se ha integrado un gran muro verde, y vista del interior del espacio de acceso, animado por obras de arte y una cafetería. Créditos: Ingenhoven Architects

Finalmente, es significativa la calidad espacial y ambiental alcanzada en los ambientes de trabajo, los que fueron desarrollados bajo los principios de flexibilidad y eficiencia espacial; comunicación y transparencia; y sustentabilidad. La flexibilidad y eficiencia espacial es, desde el punto de vista arquitectónico, uno de los factores más importantes en la decisión de inversión en un edificio de oficinas. En el caso de 1 Bligh, las placas de piso alcanzan un 92 por ciento de eficiencia de área neta alquilable, pudiendo configurarse espacios desde 320 hasta 1.600 metros cuadrados.

Sin embargo, la tendencia de los edificios de gran altura no es sólo maximizar la flexibilidad y eficiencia espacial, sino también introducir elementos de innovación orientados a mejorar la calidad de los ambientes de trabajo. Una estrategia clave en ese sentido fue la introducción del gran atrio central curvo que  se desarrolla verticalmente por toda la altura del edificio y que se conecta con la planta baja y con las terrazas en el piso 15 y en la cubierta. En términos efectivos, este atrio es el elemento principal de la circulación vertical del edificio (Ocho de los catorce ascensores son acristalados y se ubican dentro del atrio) y horizontal de cada planta, a la vez que dispone de espacios de encuentro. Sumado a la anterior, dado que la forma elíptica del edificio es un 12 por ciento más eficiente que una forma rectangular en la relación superficie de planta a superficie de fachada, el 40 por ciento de la superficie neta está a menos de 4,5 metros de la fachada, y el 75 por ciento está a menos de 8 metros, lo que permite una excelente penetración de la luz natural y la ventilación natural a las oficinas y espacios de trabajo, así como el acceso a vistas hacia el exterior.
            

Imagen 4: Planta tipo del edificio, destacando su forma elíptica y la incorporación de un atrio central que ilumina y ventila naturalmente el edificioImágenes 5, 6 y 7: Vistas del atrio desde distintos ángulos y alturas, destacando  la transparencia alcanzada por la combinación del acristalamiento y las subestructuras de acero. Créditos: Ingenhoven Architects

Técnicas de construcción sustentable

El proyecto ha sido considerado como el nuevo referente australiano en materia de innovación y calidad ambiental en edificios de oficinas de gran altura. Los criterios de sustentabilidad fueron considerados para todas las etapas del ciclo de vida del edificio: demolición de la estructura existente, elección de materiales y procesos, etapa de operación y deconstrucción final. Se utilizaron detallados modelamientos energéticos de la operación del edificio, así como de iluminación natural y confort térmico, para optimizar el diseño arquitectónico y la elección de materiales y sistemas. A continuación revisamos las principales estrategias de diseño pasivo y sistemas activos que, en combinación, explican el alto desempeño logrado por 1 Bligh:

  • Atrio central. Este elemento arquitectónico, que como ya hemos mencionado,  se desarrolla verticalmente por toda la altura del edificio. Permite el ingreso de aire exterior en forma controlada, en base a la diferencia de presión que se genera por el flujo ascendente del aire del atrio que se calienta con el calor residual del proceso de tri-generación. A su vez, el atrio es el punto de llegada de todos los niveles del edificio y proporciona vistas directas al exterior y hacia el interior del edificio, transformando en un elemento fundamental de interacción entre los usuarios del edificio, y entre ellos y el entorno.
  • Fachada de doble piel. 1 Bligh fue el primer edificio de oficinas de gran altura en Australia en incorporar una doble piel acristalada y curvada en su fachada, conformada por un total de 64 ventanas por planta, sostenidas por una subestructura de acero.Entre ambas capas de cristal de la ventana, se han incorporado celosías automatizadas y motorizadas con elementos de acero, que siguen el movimiento del sol para reducir el ingreso de radiación solar directa, a la vez que reduce el potencial deslumbramiento de los usuarios. La cámara de las celosías se ventila naturalmente para aumentar el rendimiento térmico. Con esta estrategia el edificio resuelve uno de los principales problemas de calidad ambiental y eficiencia energética que enfrentan los edificios de fachada acristalada–el sobrecalentamiento y el deslumbramiento-, sin por ello perder el acceso visual al exterior.
  • Adaptación en tiempo real. Tanto la posición de las celosías como el acceso de aire a la cámara de la doble piel se basa en las condiciones climáticas y de asoleamiento, las cuales son leídas en tiempo real  en base sensores ubicados en cubierta y al interior del edificio. Esas lecturas gatillan también las condiciones de operación del sistemas de climatización y del ingreso de aire a través del atrio central.
  • Sistema de climatización. El proyecto incorpora un sistema híbrido de climatización, que combina un sistema de volumen de aire variable (VAV) con un sistema de aire acondicionado de tipo viga fría, de manera de maximizar los niveles de confort y reducir el consumo de energía. A su vez, la cantidad de aire fresco que ingresa al edificio es 100 por ciento más que un edificio estándar. En forma complementaria, el proyecto incorpora un sistema de climatización radiante para mantener una temperatura constante en la planta baja del edificio. (Nota: las vigas frías o chilled beams son sistemas “aire/agua” que combinan la ventilación convencional con enfriamiento/calefacción radiante: el aire de extracción circula a nivel de cielo falso por serpentines, es enfriado/calentado por convección, para luego ser inyectado al recinto).


Imágenes 8, 9, 10 y 11: Esquema general del funcionamiento ambiental del edificio, en función de la integración en tiempo real del funcionamiento de la doble piel acristalada y el atrio central. Créditos: Ingenhoven Architects

  • Generación de energía. 1 Bligh utiliza un innovador sistema de tri-generación de energía que utiliza el gas para generar refrigeración, calefacción y electricidad (para una explicación y ejemplos de esta tecnología, ver nuestra columna de Noviembre 2015). El sistema de tri-generación se apoya en una serie de colectores solares de tubos al vacío ubicados en la cubierta, los que proporcionan la energía para impulsar los sistemas de enfriamiento, ahorrando, gracias a esta estrategia, hasta un 25 por ciento en el consumo de electricidad comparado a un edificio estándar.
  • Ciclo del agua. Considerando que éste es uno de los recursos naturales más sensibles en Australia, el proyecto ha incorporado una planta propia de tratamiento de agua en el sótano, la primera de su tipo en Sydney. Dado que el volumen de tratamiento de esta planta es mayor a la generación de aguas residuales del edificio, ésta también trata las aguas residuales procedentes de la red de alcantarillado público. El agua tratada es luego utilizada para llenar los estanques de los inodoros, y para irrigar el gran muro verde ubicado en la planta baja del edificio. Por otra parte, el agua lluvia es recolectada y utilizada para irrigar los elementos vegetales ubicados en las terrazas del edificio. Todo lo anterior, le permite al edificio ahorrar hasta 100.000 litros de agua potable al día, logrando un ahorro de 90 por ciento comparado a un edificio estándar.
  • Materiales. La mayor parte de los materiales estructurales del edificio tienen contenido reciclado, destacando en ese sentido el uso del acero. Un cuidadoso diseño estructural permitió reducir la cantidad de columnas estructurales y con ello reducir la cantidad de material utilizado. Destacan también el uso de maderas certificadas y el reemplazo de materiales de PVC por otros sin contenido de PVC.

El alto desempeño ambiental y energético logrado gracias a la combinación de estas estrategias fue reconocido con la obtención del nivel más alto de GREENSTAR, sistema de certificación de calidad ambiental y eficiencia energética australiano. A su vez, el edificio ha logrado un alto desempeño en el sistema Australiano NABERS -el que certifica el nivel de eficiencia energética de la operación del edificio-, al demostrar un ahorro de 40 por ciento en el consumo de energía comparado a un edificio estándar.

Información adicional

  • Destino: Oficina
  • Arquitectos: Architectus Ingenhoven Architects
  • Cliente: Cbus Propery, Dexus Property
  • Año de construcción: 2012
  • Ubicación: Sydney, Australia
  • Costo: AU$270 millones
  • Área: 42.700 metros cuadrados
  • Altura: 139 metros, 30 pisos
  • Fotografías: Ingenhoven Architects
  • Contratista principal: Grocon

Premios relevantes

  • Council on Tall Buildings and Urban Habitat Best Tall Building Asia & Australasia 2012
  • Australian Institute of Architects (NSW) Sir Arthur G. Stephenson Award – Commercial Architecture 2012
  • Australian Institute of Architects (NSW) Milo Dunphy Award – Sustainable Architecture 2012
  • Australian Institute of Architects (NSW) Urban Design – Architecture Award 2012
  • DEXUS/City of Sydney design competition winner
  • UDIA NSW Awards for Excellence Retail/Commercial Development 2011
  • Asia Pacific International Property Awards Highly Commended – Office Architecture + Office Development 2011


Imágenes12 y 13: Vistas de la terraza del piso 15 y la terraza de cubierta. Créditos: Ingenhoven Architects

José Tomás Videla Labayru
Arquitecto LEED-AP, MSc, MBA

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Obras civiles, Proyectos de estudiantes, Recuperación, restauración y reciclaje, Sustentable
Proyectos de estudiantes, Recuperación, restauración y reciclaje, Sustentable