Salón Central

Salón Central

Se construye una realidad que ofrece múltiples lecturas y oportunidades para acoger actos y actividades leves y transitorias. La estructura y la intervención no son leves ni efímeras, por el contrario, claras y radicales.
Obra
Estructura multifuncional para la celebración de eventos efímeros en el sector del saló central de Sant Boi de Llobregat
Arquitectura
Batlle i Roig, arquitectos
Constructora
ROGASA
Ubicación
Sant Boi de Llobregat, Barcelona, España
Período
2011 - 2012
Año
2009
Colaboradores
Iván Sánchez, Mario Súñer, Xavier Ramoneda, Enrique Stegeman, arquitectos; Dolors Feu, ingeniera agrónoma; Summa, ingeniería
Fotografía
Jordi Surroca
Web
www.batlleiroig.com

Ya hemos comentado en otras oportunidades respecto de usos y aplicaciones del acero en la conformación del espacio público, incluyendo su uso en parques y plazas. No es un tema frecuente, pero tampoco imposible. En este caso, se trata de una recuperación que interviene un espacio que colinda con dos importantes avenidas y, en su propósito, se suma a la transformación de un entorno de carácter marcadamente industrial a uno carácter más urbano y peatonal. La pregunta sobre el orden del parque la responde una aproximación de un tratamiento del pavimento a partir de una fragmentación (craquelado) a una macro escala. Estas marcas, senderos, polígonos ajardinados, según se aproximan al cruce de las calles que conforman el nodo de la localidad, se despegan del suelo y conforman un hito urbano que responde, por una parte, a la escala mayor del lugar -asociada a la industria y al vehículo- y por la otra, a la escala del peatón. El orden casual del craquelado da pie a un orden volumétrico que se hace cargo de la condición de desamparo temporal que afecta al entorno. Se construye una realidad que ofrece múltiples lecturas y oportunidades para acoger actos y actividades leves y transitorias. La estructura y la intervención no son leves ni efímeras, por el contrario, claras y radicales. Es precisamente este orden estructurado en costillas y planchas de acero perforadas a gran escala, el que se sitúa en el descampado temporal que se ofrece a la vista, otorgando la sobra, el cobijo, el espacio de escala menor y doméstica Como a todo parque, a éste hay que mirarlo proyectado en el tiempo. Lo que hoy se ve de escasa vegetación y de árboles menudos, mañana serán parcelas verdes y corredores de arboles maduros. Allí, entremedio, permanecerán estas estructuras de acero reconociendo el orden fundacional que tuvieron. 

F. Pfenniger

El sector del Saló Central se encuentra en la intersección de dos ejes de gran importancia para el municipio de Sant Boi de Llobregat, la Ctra. de la Santa Creu de Calafell (C245) y la Av. Josep Mariages. No obstante, estos ejes son de carácter muy distinto. La Ctra de la Santa Creu de Calafell (C245) es uno de los principales ejes interurbanos de la comarca con un marcado carácter industrial pero que se encuentra sumido en un profundo proceso de transformación hacia una vía cada vez más urbana, residencial, verde y peatonal. Por otro lado, la Av. Josep Mariages ha de convertirse en un importante eje de comunicación peatonal norte-sur.

Bajo este contexto, la propuesta general de urbanización del sector intenta dar cumplimiento a varios requerimientos. Por un lado el proyecto pretende avanzar en este proceso de transformación de la C-245 en una vía más urbana y peatonal dando continuidad al paseo de peatones y el carril bici y generando un nuevo frente vegetal que ayude a amortiguar los efectos nocivos de un tráfico tan intenso como el existente hoy en día.

La nueva urbanización debía relacionar estos dos importante ejes ya mencionados, dar continuidad a la calle Baldiri Net y dar servicio a las nuevas edificaciones previstas, con el añadido de un substancial salto topográfico entre éstas y la actual C245. Mediante el uso de una estructura geométrica en forma de craquelado se consigue dar respuesta a todos estos aspectos, obteniendo además una imagen unitaria del sector. Este craquelado permite crear un sistema de ajardinamiento donde cada pieza puede adoptar un carácter y uso muy diferenciado dependiendo de las necesidades. Se generan pequeñas plazas dentro de este gran ámbito con una dimensión muy local y doméstica, zonas de juegos infantiles, zonas para la tercera edad y por supuesto zonas ajardinadas a modo de pequeño jardín botánico con especies autóctonas y de bajo requerimiento hídrico. Dentro de este ajardinamiento, el arbolado tomo el rol de acompañante, generando alineaciones y sombras continuas que acompañan al usuario en su camino a través del sector.

Por otro lado, la propuesta reconoce la importancia urbana que tiene la intersección de estos dos ejes y genera en ese punto el corazón funcional del nuevo parque. Este nuevo ámbito queda remarcado mediante la creación de un gran hito a escala municipal, las pérgolas.

Conforme la trama de jardines craquelados se aproxima a la intersección entre los dos ejes, éstos se despegan del suelo formando una serie de pérgolas que conservan el mismo lenguaje formal y los mismos materiales, el acero. Estas pérgolas generan una gran plaza central, pero no lo hacen en forma de un gran espacio continuo, sino que mediante su propia configuración fragmentan (craquelan) este gran vacío en un conjunto de espacios de diferentes dimensiones, provistos de sombra y con un carácter de gran polivalencia donde se prevé albergar multitud de eventos efímeros. Las dimensiones y disposición de los diferentes espacios son compatibles con la organización de pequeños conciertos, mercadillos, exposiciones al aire libre, espectáculos para niños, etc. en un punto de máxima visibilidad y afluencia peatonal dentro del municipio. Son bien conocidas a nivel comarcal las fiestas que Sant Boi organiza para los días de la Purísima (6-8 de diciembre), las nuevas pérgolas serán el centro de la feria que se instala en el sector.

La pérgola funciona mediante una estructura de costillas continuas de plancha metálica colocadas de canto. Éstas se van doblando y plegando para generar estos diferentes espacios en la plaza. La cubrición de las pérgolas se realiza mediante un plano continuo perforado, que se adapta a esos giros y dobleces de la estructura de costillas, a modo de ‘origami’, generando la tan deseada sombra.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Objetos y mobiliario urbano
Objetos y mobiliario urbano
Edificios de equipamiento y servicios, Objetos y mobiliario urbano