Nave Vetriceramici

Nave Vetriceramici

La estructura es metálica así como gran parte de la envolvente, utilizando lámina metálica sinusoidal de manera horizontal con el fin de lograr una modulación que permita intercalar estas láminas metálicas con otras translúcidas de policarbonato.
Obra
Nave Vetriceramici
Arquitectura
Garza Camisay Arquitectos / Arq. Edna Garza / Arq. Darío Camisay
Ubicación
Pesquería México
Colaboradores
Alejandro Islas / Marcela Díaz / Meztli Orozco / Anakaren Sánchez / Deniss López / Stephani Díaz / Cecilia Garza
Sup. construida
6.700m2
Fotografía
Documentación Arquitectónica
Web
www.garzacamisay.com

La arquitectura industrial debe considerar respuestas efectivas a condiciones de layout  que surgen de los flujos de producción cuya flexibilidad es variable de caso en caso. A estas demandas se suma el ajustarse a restricciones surgidas de las condiciones del terreno disponible y a otras consideraciones, como reglamentaciones y protocolos.  Esta complejidad rara vez se expresa en las plantas, pero con frecuencia aparece cuando se visitan las áreas productivas. Por lo mismo, la tendencia es a disponer de grandes espacios con plantas lo más libres posibles, reduciendo al máximo los apoyos de columnas en el interior del edificio. Con frecuencia también -y como hemos comentado en otros proyectos industriales- las oficinas se ubican en uno de los extremos de la nave de producción. El proyecto responde con claridad a este precepto tanto en su zonificación como en su estructura. Dispone de una secuencia de marcos conformados por columnas de acero (tipo HEB) y cerchas de celosías que reciben costaneras de cubierta en base perfiles conformados en frío tipo C. En la zona del cambio de altura, sin alterar la disposición de las columnas  de la nave, una gran viga de celosía salva la luz en el mismo sentido de las cerchas. Esta viga de celosía recibe las cerchas de este tramo de sentido y aumenta la altura de la nave.  Otro aspecto relevante en las decisiones de diseño se refiere a la escala del edificio. Usualmente representan volúmenes importantes y disponen de frentes más o menos largos, frecuentemente bastante herméticos. En este caso, la disposición del edificio ocupa parte importante del terreno  propone una circulación perimetral y deja un patio de maniobras mayor en uno de los costados que permite la operación de los vehículos de carga. Los requerimientos de ventilaciones y volúmenes de aire adicionales para las áreas de los hornos se aprovecha en beneficio de lograr una visibilidad y presencia corporativa.  La diferencia de alturas es tratada como un resalte que sutilmente se sobrepone también al plomo del revestimiento de muros. Este simple gesto da un acento a una fachada que propone un orden muy claro y que está muy pulcramente tratada: la secuencia de revestimientos, fenestraciones y zócalo de hormigón dan un orden horizontal que se ajusta a la escala del edificio. El tratamiento horizontal de los revestimientos discretamente alternados con paneles traslúcidos de policarbonato atiende a un interior luminoso. En el frente, un bloque de oficinas bastante más abierto, completa el edificio. La claridad parece ser la marca del proyecto: es limpio en su volumetría, es despejado en el orden estructural, es pulcro en la composición de las fachadas, luminoso  en su interior y fino en la selección de colores.

F. Pfenniger

El proyecto contempla la una nave para una empresa italiana, que desarrolla productos para la industria de la cerámica. El edificio debía cumplir con una excelente ventilación natural y considerar un sector de mayor altura al resto, ambas situaciones originadas por los hornos utilizados en el proceso de producción.

El uso de materiales se encuentra asociado a las diferentes partes de la nave. Estas partes se diferencian por las dimensiones en altura necesarias para las actividades a desarrollar en ellas. De esta manera el sector de mayor altura, nave de hornos,  se identifica con lámina metálica verde, el color institucional,  con el fin de identificar el predio desde la lejanía. El sector de mayor superficie, destinado a producción y estiba se identifica como un volumen de lámina blanca, de menor altura al anterior. Finalmente un muro perimetral de bloques de hormigón cumple la triple función de basamento unificador, muro de material resistente a los movimientos cotidianos de la nave y material identificador del volumen de oficinas. Un volumen frontal abierto de hormigón visto se utiliza como cubierta de acceso que baja el impacto de la gran escala del edificio para el peatón.

La estructura es metálica así como gran parte de la envolvente utilizando lámina metálica sinusoidal de manera horizontal con el fin de lograr una modulación que permita intercalar estas láminas metálicas con otras translúcidas de policarbonato. Esta solución permite una iluminación interior uniforme en el perímetro de la nave para el día y un efecto lámpara de noche.

Se utilizaron louvers en el perímetro para ventilar la nave, estos contribuyen al orden del proyecto al funcionar como intermediario entre el basamento y los volúmenes metálicos.

Planos: 
plantas
fachada 1
fachada 2
fachada 3
fachada 4
cortes

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados