Cenpes

Cenpes

Siegbert Zanettini es una gran oficina de arquitectos de Brasil cuya obra ha tenido desde siempre, un vínculo y cercanía especial con el acero.
Obra
Cenpes II - Ampliación del Centro de Investigación Leopoldo A. Miguez De Mello
Arquitectura
Siegbert Zanettini, José Wagner Garcia
Constructora
Constructora OAS Ltda., Construbase Engenharia Ltda., Carioca Christiani-Nielsen Engenharia S.A., Schahin Engenharia S.A., Construcap – CCPS Engenharia e Comércio S.A.
Cliente
Petrobras
Ubicación
Río de Janeiro, Brasil.
Ingeniería
Jorgeny Catarina Gonçalves
Período
Octubre 2005 a 2010 (prevista)
Web
www.zanettini.com.br

Siegbert Zanettini es una gran oficina de arquitectos de Brasil cuya obra ha tenido desde siempre, un vínculo y cercanía especial con el acero. El proyecto que presentamos, el Centro de Investigaciones de Petrobras, es una obra de gran envergadura (160.000m2), y es asumido desde el inicio con una mirada de eficiencia energética y sustentabilidad. Con una metodología de diseño integral involucra desde el inicio del trabajo proyectual a los profesionales de todas las especialidades y logra, como síntesis, un proyecto que es un ejemplo de lo que S. Zanettini define como arquitectura contemporánea ecosistémica. (Esta mirada integral y sustentable es ineludible y nos parece ya no una decisión posible sino casi un imperativo ético). Orientándose en la diagonal del terreno y en función del mejor aprovechamiento del asoleamiento y la ventilación naturales, el edificio se organiza en torno a este gran eje programático con decisión y voluntad, incorporando en su propuesta formal las variables de la eficiencia energética y la vegetación con convicción y fundamento.

F. Pfenniger

La arquitectura propuesta para la ampliación del Centro de Investigación de Petrobras constituye conceptualmente un nuevo paradigma de la arquitectura brasileña, que desde la convocatoria del concurso, incluía aspectos relativos a la eco-eficiencia, la sostenibilidad, utilización de las condiciones ambientales naturales, incorporación de nuevas formas de energía y la interacción con los ecosistemas naturales y artificiales.

Este enfoque sobre el uso de tecnologías limpias en los proyectos fue coincidente con ejercicios anteriores emprendidos y realizados por nosotros y encontró esta vez las condiciones para el desarrollo global de los fundamentos que definimos como la arquitectura contemporánea y eco sistémica.

Asimismo, el proyecto es innovador en todos los aspectos, tanto en su totalidad como en sus partes, e integra y coordina arquitectura, estructura, sistemas y eficiencia ecológica; paisajismo y rehabilitación del paisaje; comunicación visual, economía, planificación y organización de la obra. En este proyecto todas las disciplinas se han desarrollado, innovado y demostrado su influencia en el resultado final de la arquitectura lo que significó la participación de un cuerpo de 140 expertos de todas las áreas del proyecto (incluyendo la preocupación constructiva) dando lugar a un proceso sistémico claro y estructurado, que será replicado en otros proyectos de Petrobras y que representa una nueva metodología de diseño integrado de proyectos para la cadena productiva de la construcción.

El partido de proyecto

El proyecto es el resultado de los conceptos expuestos y de la metodología proyectual desarrollada para abordarlos. La ampliación del CENPES surge claramente a partir de una conjunción de muchas variables y como una extensión natural del CENPES existente, con el que se articula ambiental y energéticamente (unificando centros de energía, de control y de informática) y a través de los flujos peatonales organizados por la secuencia lógica en la vida cultural, social, de producción científica y de apoyo del centro. La circulación de vehículos complementa esta integración.

Como resultado, las salas del Centro de Convenciones están situadas lo más cerca posible del actual CENPES, en el extremo opuesto del paso subterráneo y son el portal de entrada del CENPES, lo que permite su uso para diversas actividades culturales y educativas, sin que interfiera en la vida científica de este nuevo centro. Su ubicación también fue definida por la proximidad de la vegetación, con el fin de completar las plantaciones existentes. Los estacionamientos frontales y laterales anexados posteriormente, fueron localizados de manera de ocupar los espacios vacíos de vegetación de la mejor forma posible y recibieron igual cuidado paisajístico con sombreaderos de especies vegetales adecuadas.

Del Centro de Convenciones parte el eje principal norte-sur, la espina dorsal de la articulación de todas las actividades de producción científica, de los laboratorios y oficinas en la planta baja y de las oficinas en las dos plantas superiores, que explotan la vista marina. En el extremo norte de este eje, se encuentra el restaurante central y el orquidario, que completan el bloque central ocupando una posición privilegiada al lado de la CIPD-RIO. Al costado se encuentra el puesto Eco-Tecnológico que completa esta trama espacial. Su ubicación mantiene su independencia operativa, abriéndose al exterior del terreno a lo largo de la Avenida Jequitibá.

Este eje central articula también todo el sistema energético a través de un pipe-rack, que ocupa el primer piso del Edificio Principal y que deriva ortogonalmente a pipe-racks que atienden a los laboratorios. A todo lo largo del tubo en el edificio central se disponen salas de control y tableros, casas de máquinas, baterías y centrales sectoriales de aire acondicionado definido como una gran área técnica en la planta baja.

El sistema vial se define de forma que todas las áreas de trabajo son atendidas por las circulaciones de servicio, lo que permite la circulación de vehículos necesarios para el funcionamiento de los edificios, así como para la alteración o extensión de los mismos.

El estacionamiento de vehículos ocupa estratégicamente los espacios vacíos, distribuidos de acuerdo a cada área de trabajo. Los estacionamientos de autobuses se concentran de manera ordenada en un área reservada en la vía lateral exterior con acceso desde la avenida, a fin de facilitar la entrada y salida de vehículos. Además, se estableció estacionamiento para 150 bicicletas.

El partido adoptado también refleja la condición de "obra abierta", lo que significa el espacio relativizado en el tiempo de acuerdo a las necesidades cambiantes, imprimiendo a las soluciones una gran flexibilidad para la expansión y reparación, de acuerdo con los nuevos usos. 

Cabe señalar que todas las soluciones adoptadas se apoyan en una base científica, en lo que respecta a la urbanización, la arquitectura y arquitectura interior; sistemas de confort ambiental y eficiencia energética, los sistemas de servicios, los sistemas constructivos y estructurales; y la recomposición de los ecosistemas naturales.

De esta forma el proyecto materializa los conceptos de arquitectura eco sistémica y sostenible y se convierte en un polo de innovación y transferencia tecnológica.

Las normas éticas y equidad social 

La contribución de este proyecto en la producción y transmisión de conocimientos y tecnología es notable en la interacción con otras instituciones como universidades, escuelas y otros centros de investigación y, más directamente, en la Universidad Federal UFRJ, en cuyo campus se encuentra.

En este sentido, fue de trascendental importancia en el proyecto la integración de un centro de convenciones con un auditorio, varias salas de reuniones, áreas para eventos y exposiciones abiertas al público interno y externo, así como un lugar de encuentro de público de la propia universidad y de Petrobras. Este nuevo espacio abre oportunidades y crea condiciones favorables para el desarrollo de programas sociales en la comunidad aledaña de la Baixada Fluminense, algunos ya en curso. Debido a que Petrobras es el mayor incentivador en el fomento de la participación y de patrocinio de programas culturales, deportivos y sociales de Brasil, con este proyecto contribuirá sin duda aún más a la renovación y desarrollo de ideas. Será un centro de referencia en la arquitectura brasileña, mediante con un alto grado de satisfacción y seguridad a los usuarios apoyado en todos los aspectos de diseño y construcción por la aplicación de normas técnicas nacionales, internacionales y la propia Petrobras.

Calidad Ambiental y Conservación de la Energía 

La propuesta aborda el reto de reducir al mínimo el impacto ambiental de la construcción, es decir, la eficiencia ecológica, creando ambientes internos y externos que garantizan el confort ambiental de los usuarios, la eficiencia energética de los edificios, la posibilidad de generación de energía limpia y la utilización de paisaje natural en la composición de los espacios. Así, los vientos y la vegetación, sumados a la vista privilegiada del mar, son parte del diseño del nuevo centro de investigación. Como un recurso de valorización de la arquitectura, dichos elementos están presentes en todos los edificios y espacios en el complejo: espacios cerrados, abiertos y de transición. Las condiciones climáticas locales se tomaron como factores determinantes de los criterios de diseño, desde la fase de implantación del nuevo conjunto hasta la definición de la arquitectura de los edificios.

Definido por un partido predominantemente horizontal el proyecto propone edificios construidos, intercalados con espacios abiertos, incluidas las zonas cubiertas y descubiertas enriquecidos ambientalmente por la inclusión de la vegetación y la consiguiente formación de espacios con sombra.

El diagnóstico de las condiciones climáticas locales destaca la importancia de estrategias de sombreado y de ventilación como medios pasivos para el confort ambiental en los espacios interiores y exteriores del recinto. Las estructuras de cubiertas y envolventes asumen un papel de referencia en el diseño tanto de los espacios construidos como de los abiertos. 

Envolventes y membranas protectoras actúan como una mediación climática entre el medio externo y los espacios interiores, protegiendo los edificios del sol y la lluvia, y manteniendo el aprovechamiento de la iluminación y ventilación naturales. En cuanto al interior de los inmuebles, se selecciona la propuesta de maximizar el uso de estrategias pasivas para la climatización durante los períodos de condiciones externas favorables, mientras que en tiempos de necesidad de aire acondicionado, la protección dada a los edificios cumple con la función de minimizar consumo de energía.

En cuanto a materiales, el predominio de la estructura de acero, tiene ventajas cuando se trata de cuestiones de impacto medioambiental global de los edificios. Esto porque la vida útil de la estructura de acero en comparación con soluciones alternativas, además de las posibilidades de la reutilización y el reciclado, minimiza el impacto ambiental de su energía incorporada. En relación a los cerramientos exteriores, se usan paneles premoldeados de concreto, paneles de yeso-cartón y aislamiento en paneles interiores y cubiertas con planchas tipo panel sándwich de aluminio prepintadas en colores claros y aislación térmica, definiciones asumidas en función de su desempeño térmico y de su compatibilidad con el sistema estructural. Las ganancias en confort interior y ahorro de energía por la reducción del uso del aire acondicionado es otro beneficio ambiental de estos materiales. 

El desempeño económico y compatibilidad 

Este esfuerzo de un proyecto integrado e innovador se reflejará en una obra ejemplar en lo relativo a su tiempo de construcción, racionalidad productiva, uso de tecnología limpia y segura (en su producción y en su uso) sin desperdicio de energía o de materiales y que preserva y recupera su contexto ambiental.

Todo el complejo fue concebido con el interés del desarrollo de tecnologías, utilizando materiales nacionales compatibles con la realidad económica de Brasil y ha superado las expectativas de rendimiento económico en vista de la complejidad y el alcance de este trabajo.

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados