Nuevo terminal de pasajeros Aeropuerto Internacional Franjo Tuđman de Zagreb

Nuevo terminal de pasajeros Aeropuerto Internacional Franjo Tuđman de Zagreb

El interior se enriquece con la originalidad del techo curvo y la construcción que estalla con una multitud de elementos de acero de la estructura espacial de acero.
Obra
Nuevo terminal de pasajeros Aeropuerto Internacional Franjo Tuđman de Zagreb
Arquitectura
Branko Kincl, Velimir Neidhardt, Jure Radić
Diseño
Kincl d.o.o., Neidhardt arhitekti d.o.o., IGH Projektiranje d.o.o.
Cliente
MZLZ d.o.o.
Ubicación
Zagreb/Velika Gorica, Croacia
Período
Construcción: 2013–2016 / Término de proyecto: 09/2016
Sup. construida
65.860m2
Fotografía
Josip Škof, Studio HRG, Damir Fabijanić
Web
http://kincl.com.hr/en/portfolio-item/zlz-3/

Los aeropuertos, por escala, impacto y complejidad de operación y funcionalidades, son a estas alturas, una especialidad dentro de la arquitectura y también de la construcción, gestión y administración. Son grandes edificios situados en el límite entre el dominio de tierra y el de aire y, en consecuencia, deben integrar y conectar los sistemas de transporte de tierra (vehículos particulares, transporte público -buses, metro o tren-) y sus respectivos requerimientos de operación, estacionamiento y flujo. Por el lado de tierra deben organizar flujos complejos de pasajeros, de llegada y salida, maletas, carga; disponer de sistemas de seguridad, control; entregar áreas de espera, servicios, restaurantes, cafés, tiendas de duty free y muchas otras. Del lado aire deben disponer de áreas de pistas de aterrizaje y despegue en acuerdo con las condiciones de vuelo del lugar (viento predominantes, topografía circundante y áreas construidas, etc.), las pistas de carreteo, calles de salida y plataformas de estacionamiento de aeronaves, con su respectiva conexión a las salas de embarque de los edificios a través de pasarelas o mediante sistemas de acercamiento tipo buses. Además, deben incorporar futuras ampliaciones a medida que el tráfico aéreo de la zona aumenta sin sacrificar la operación y funcionalidad de las etapas iniciales, tanto del lado de tierra como del lado del aire. Por lo mismo, esta complejidad se trata de simplificar y coordinar al máximo posible. El nuevo terminal internacional de Zagreb no es muy grande en esta primera etapa (8 puertas de embarque), pero considera ampliaciones futuras. Responde a esta concepción de simplificar lo complejo y propone un orden básico muy simple y funcional que combina un edificio de planta más bien cuadrada en conexión con el puente de las salas de embarque y las respectivas puertas que conectan a las aeronaves. El sistema de flujos se explica muy bien en las isométricas explotadas que acompañan en proyecto. Cómo salvar las grandes luces que demandan estos edificios, cómo hacer legible y comprensibles espacios de estas magnitudes, cómo dotar de iluminación natural (y una cierta noción de tiempo asociada a ella) a estos espacios… son sólo algunas de las preguntas que se deben abordar y que en este caso tienen una bella y fina respuesta. Los tres niveles inferiores son una estructura de hormigón armado. Desde ella nace una estructura de pilares ramificados que soportan una malla espacial de doble curvatura compuesta de muchos (muchos!) elementos de tubos de sección circular que convergen a nudos, todo prediseñado y prefabricado de manera de permitir un ensamblaje eficiente y económico. Este manto envuelve el edificio, dejando frontones acristalados que, con el apoyo de lucarnas incorporadas en la cubierta, entregan una iluminación natural que atiende los requerimientos del edificio.  El resultado es un edificio gentil y elegante que parece descansar en el paisaje que lo circunda.

F. Pfenniger

En 2008, se celebró un concurso internacional de diseño arquitectónico para seleccionar el mejor proyecto para el Nuevo Terminal de Pasajeros en el Aeropuerto Internacional Franjo Tuđman de Zagreb. Para garantizar la excelencia arquitectónica, un jurado internacional de la competencia invitó a diez arquitectos de renombre mundial a participar junto con diez reconocidos arquitectos croatas, otorgando el primer premio y la comisión a la entrada diseñada por los autores-arquitectos croatas Branko Kincl, Velimir Neidhardt y Jure Radić.

La concesionaria francesa comenzó a construir en 2013 ejecutando el diseño entregado por autores-arquitectos y compañías de diseño IGH Projektiranje d.o.o., Kincl d.o.o., Neidhardt arhitekti d.o.o. El nuevo complejo terminal se inauguró en marzo de 2017 ya que la primera fase de construcción de 65.000m2 sirve hasta 5 millones de pasajeros al año. La primera fase tiene 8 puentes de abordaje vinculados al edificio de la terminal en el lado norte, y una rampa de llegada/salida con un viaducto en el sur. El viaducto está construido para acomodar la extensión del edificio terminal al este, cuando la capacidad del aeropuerto aumente más de 5 millones de pasajeros, adicionalmente del este y oeste ambas con extensiones de muelles para 10; 12 y 15 puentes de embarque en varias fases de acuerdo con la cantidad de pasajeros. Al final de la concesión a 30 años, las adiciones de la segunda fase darán servicio a 8 millones de pasajeros.

La organización espacial del entorno terrestre en la entrada permite el dominio de la explanada peatonal en el centro. El tráfico funciona entre dos rotondas de tráfico que sirven como puntos de conexión a rampas de viaducto que conducen hacia o desde el borde de la acera a 10,2m del suelo.

Los caminos internos y las rampas de llegada/salida flanquean la superficie central peatonal. Un estacionamiento de pasajeros está situado en el este, y en el oeste hay un estacionamiento para empleados, paradas de autobuses,  taxis y servicios de alquiler de autos, incluido el estacionamiento.

Los niveles públicos principales en el lado terrestre del terminal -el nivel de salida superior y el nivel del suelo- están conectados por escaleras mecánicas y ascensores al aire libre y por conjuntos interiores de ascensores y escaleras dentro de núcleos de circulación.

Tres niveles de estructura de hormigón armado forman la base de la terminal. Una envoltura de techo dinámica, que se desenrolla, para levitar sobre la sala terminal genera la dinámica libre de la red estructural, una expresión icónica del paisaje y sus rasgos de relieve como atribuciones originales a la forma arquitectónica generada. El carácter distintivo del diseño arquitectónico se logra a través de una composición de hypars. La estructura de la envolvente es una armadura espacial ligeramente curvada en dos direcciones que despliega decenas de miles de tubos y nodos de acero prefabricados basados en el módulo triangular sin rejilla que termina en superficies de techo brillantes, lustrosos y limpios.

De la misma manera, el interior se enriquece con la originalidad del techo curvo y la construcción que estalla con una multitud de elementos de acero de la estructura espacial de acero. Tal armonía generada por computador lleva la interpretación de ingeniería hacia la cima de la materialización del concepto arquitectónico.

El ambiente interior del edificio de la terminal tiene los atributos de áreas ordenadas, claramente dispuestas que siguen los requisitos funcionales de los protocolos del aeropuerto. Los espacios bien iluminados con luz difusa natural y artificial se distinguen por una gran funcionalidad basada en una organización clara de cortas rutas de conexiones. Las grandes superficies de fachada de vidrio brindan a los pasajeros la oportunidad de disfrutar del paisaje mientras se mueven a través del edificio terminal. La percepción de la amplitud interior y exterior aporta la sensación de confort durante la permanencia en el edificio y haciendo que el viaje sea más atractivo.

La flexibilidad del esquema conceptual permite la adaptabilidad con espacios abiertos formados predominantemente por una cuadrícula modular de columna de 14,40 x 14,40m en la base de hormigón. La estructura de hormigón armado postensado se construye sobre un patrón de cuadrícula con varios tramos que son multiplicadores del módulo base: 7,20m; 14,40m; etc.

El diseño del muelle permite la flexibilidad que es necesaria para sostener el aumento esperado del tráfico aéreo en el futuro.

Las dimensiones del edificio del Nuevo Terminal de Pasajeros son 153m por 153m, alcanzando una altura de hasta 35m, con un muelle de 284m de largo, área de construcción total bruta de 65.000m2. La organización funcional se desarrolla y distribuye verticalmente entre los cuatro niveles:

• El nivel de llegada se encuentra en el nivel "0" planta baja
• Galería de llegadas / nivel de tránsito de transferencia en el 1er piso
• Áreas de salida con islas de registro en el 2° piso

Al salir de la zona de facturación, los pasajeros llegan al mostrador de control del ticket de embarque y, posteriormente, se les invita a ascender a la galería de salida en el nivel del tercer piso. Tras el control de seguridad y el control de pasaportes, los pasajeros descienden a tiendas libres de impuestos / tiendas comerciales, bares, restaurantes, áreas de espera y un salón VIP, ubicado antes del alcance de las puertas de puentes aéreos en el nivel del corredor de salida.

El edificio NPT podría soportar una crisis importante posiblemente causada por una falla de todas las fuentes de suministro de energía estándar. Todos los demás procedimientos respaldan un concepto ecológicamente sostenible del diseño.

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Edificios de equipamiento y servicios
Edificios de equipamiento y servicios
Edificios de equipamiento y servicios