Estación de Trenes de Tianjin

Estación de Trenes de Tianjin

Los arquitectos han puesto en relieve la función de puente entre los barrios de la ciudad
Obra
Estación de Trenes de Tianjin
Arquitectura
Meinhard von Gerkan y Stephan Schütz con Stephan Rewolle
Arquitectos asociados
Socio en China: TSDI
Diseño
Eq. diseño fase 1: Iris Belle, Shi Liang, Du Peng, ChunSong Dong. Eq. diseño fase 2: Nicolas Pomränke, Jochen Sültrup, Clemens Ahlgrimm, Christian Dorndorf, Bernd Gotthardt, Clemens Kampermann, Kian Lian, Sabine Etapa, Cai Wei. Eq. diseño fase 3: Sebastian Linnack, Thomas Schubert, Zheng Shan Shan.
Ubicación
Tianjin, China
Ingeniería
Ing. estructural: Schlaich Bergermann und Partner
Período
2009 - 2011
Sup. construida
179.000 m²
Fotografía
Christian Gahl
Web
www.gmp-architekten.de

El partido de la propuesta honra la idea de una estación de ferrocarril es una gran nave que es un puente entre dos partes de la ciudad y como tal es subversivo. La nave central del edificio, el ícono de las estaciones de ferrocarril, ahora no está destinado a albergar los trenes ni a ser ocupado por las vías si no que, tendido transversalmente sobre ellas, sirve de puente y de edificio central de la estación. Sus dimensiones son, como es de imaginar, magníficas. Una bóveda de cañón de casi 60m de altura y 400 de longitud estructurada en un entramado de acero de sección variable y cubierta de cristal. Es toda luz, todo espacio interior. Desde los accesos, la bóveda se proyecta en voladizo sobre el tímpano y queda enmarcada por unas columnatas de corte imperial. Los andenes bajo este gran espacio, están cubiertos por un manto ondulante que se apoya en columnas compuestas y ramificadas que enmarcan el valle traslúcido de la cubierta. Más allá de las dimensiones magníficas del espacio construido, de la plataforma de acceso y de la nave central, lo que entusiasma es esta referencia a las grandes estaciones de la época de oro del ferrocarril pero esta vez destinada exclusivamente al ciudadano, al pasajero (en el sentido literal del término, el que pasa) y el aparente segundo plano en que queda el ferrocarril propiamente tal. No es éste el que es homenajeado con la nave, es el ciudadano. Al separar los planos de los flujos que se cruzan, al construir una nave-puente que cruza la inmensa cantidad y dimensión de las vías, se sutura, se conectan los barrios y se evita, al menos en parte, la fisura urbana que siempre han sido las vías de tren en las ciudades.

F. Pfenniger

Después de un período de construcción de dos años y medio, von Gerkan, Marg and Partners Architects (Gmp) han completado la estación de trenes de Tianjin West en China. La nueva intersección, que se encuentra a unos 130 kilómetros al suroeste de Beijing, sirve como una parada de la línea de alta velocidad entre la capital china y Shanghai, así como la conexión de las distintas líneas regionales y su vinculación a la red de metro. La función del diseño urbano local de la estación de tren es conectar una zona comercial al norte con el antiguo centro de la ciudad hacia el sur, un puente, un río y una carretera en esta ciudad de 12 millones de residentes.

Los arquitectos han puesto en relieve la función de puente entre los barrios de la ciudad con un techo de 57 metros de alto y casi 400 metros de largo de bóveda de cañón por encima de la explanada terminal. Su techo curvo es una reminiscencia de una puerta de la ciudad a gran escala y su larga explanada tendida debajo un lugar clásico de tránsito. Los portales de los lados este y oeste del pasillo curvo están simétricamente enmarcados por arquerías. Al sur del edificio la plaza de la estación grande y abierta cubre una amplia zona, que da crédito a la importancia y la dimensión de esta estación de trenes.

 

Los pasajeros entran en la nueva estación de tren de Tianjin Occidente a través de las entradas principales de los lados norte y sur. Los voladizos de arco por encima de las entradas y altos ventanales transmiten una impresión inicial de pasajeros espaciales al encuentro en el vestíbulo, que se inunda con la luz del día, proporcionando un ambiente de alta calidad y clara orientación para los viajeros. Luz del día llega a la explanada a través de la construcción diamantada del techo de acero y cristal, mientras que la parte inferior es casi transparente y admite una gran cantidad de luz, la parte superior sirve de protección frente a la radiación solar directa. La bóveda de cañón transmite una impresión dinámica, sobre todo porque sus elementos de acero varían en anchura y profundidad desde el fondo hasta la parte superior, y se entrelazan. Escaleras mecánicas y ascensores están disponibles para los pasajeros y visitantes para descender a los andenes. Esta estación de tren técnica y estructuralmente sostenible ilustra una interpretación contemporánea de las catedrales del tráfico desde el apogeo de los viajes de tren.

 

Planos: 

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir todas nuestras novedades

Proyectos relacionados

Pasaje Ventus
Edificios comerciales, Edificios de equipamiento y servicios, Objetos y mobiliario urbano
Edificios de equipamiento y servicios, Obras civiles, Proyectos de estudiantes, Recuperación, restauración y reciclaje, Sustentable
Edificios de equipamiento y servicios